Si no nos queremos enfermar… | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-13 05:00:00

Si no nos queremos enfermar…

Varios y muy importantes, para vivir sanos, más tranquilos y con mayores momentos de felicidad que de tristeza, son los siguientes consejos que da el doctor Dráuzio Varella, médico oncólogo brasilero, en su libro “El arte de no enfermarse”.
Si no nos queremos enfermar…

La primera recomendación es la de hablar de los sentimientos porque éstos, junto con las emociones escondidas, reprimidas, terminan en enfermedades como gastritis, úlcera, dolores lumbares y en la columna. “Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera en cáncer. Entonces, vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, “secretos” y errores.

¡El diálogo, el hablar, la palabra, es un poderoso remedio y una excelente terapia!”
El segundo consejo es tomar decisiones porque la persona indecisa se mantiene en duda, ansiedad, angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones y agresiones. Decidir es saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros. Las personas indecisas son víctimas de malestares gástricos y nerviosos y de problemas cutáneos. En tercer lugar está el encontrar soluciones. “La gente negativa no las encuentra y agranda los problemas. Prefieren la lamentación, el chisme y el pesimismo. Una abeja es pequeña pero produce una de las cosas más dulces que existen. Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad”.

Si no queremos enfermar, continúa Varella, no vivamos desde la apariencia. “No hay nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Estas son gente con mucho barniz y poca raíz. Su destino es la farmacia, el hospital y el dolor”. También, si no queremos enfermar, confiemos. “Quien no confía no se comunica, no está abierto, no se relaciona, no crea relaciones profundas y estables, no sabe cómo hacer amistades genuinas. Sin confianza no hay relaciones. La desconfianza es falta de fe en nosotros mismos”.

Si no queremos enfermar... no vivamos en la tristeza. “El buen humor, la risa, el reposo, la felicidad, reponen la salud y mejoran la calidad de vida. La persona feliz tiene el don de mejorar el ambiente dondequiera que viva. El buen humor nos salva de manos del médico. La felicidad es salud y terapia. El pensamiento positivo es la mejor receta y el mejor consejo”.

No cabe duda que nuestro estado anímico influye en gran manera en nuestro organismo y su salud. Que el origen de una enfermedad sea psicosomático no la hace menos “enfermedad”. Así que reflexionemos, pidamos ayuda, sepamos tomar y valorar los sabios consejos de los que utilizan el pensamiento positivo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad