Juan XXIII, el Papa Bueno | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Juan XXIII, el Papa Bueno | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-13 05:00:00

Juan XXIII, el Papa Bueno

Hace medio siglo, el 28 de octubre de 1958, el cardenal Angelo Giuseppe Roncalli, Patriarca de Venecia, fue elegido como un Papa “de transición” a causa de la edad y con alusión a una nueva situación después del pontificado largo e importante de Pío XII.
Juan XXIII, el Papa Bueno

El nuevo Papa, originario del campo bergamasco, había nacido en Sotto il Monte el 25 de noviembre de 1881 y asumió, después de casi seis siglos, el nombre más usado por los Sumos Pontífices, explicándolo por su devoción a los dos santos más cercanos al Señor, san Juan Bautista y san Juan Evangelista.

A pesar de la modesta situación de su familia, recibió en Roma una óptima formación cultural y espiritual en la difícil época modernista, de la que salió “ileso en medio de tanto torbellino y agitación de cerebros y de lenguas”, que más tarde definió como “una tentación para todos”. Ordenado sacerdote en 1904, fue secretario del obispo Giacomo Radini Tedeschi, capellán militar durante la guerra y luego en Roma, encargado de las misiones.

En el año 1925, cuando fue ordenado obispo, escogió como lema “obedientia et pax”, una expresión que lo acompañaría durante toda su vida.

Como representante pontificio en Bulgaria y después en Estambul, tuvo que afrontar los trastornos de la gran guerra en contacto y en confrontación con mundos y ambientes difíciles, como los ortodoxos y más tarde en la nueva Turquía, donde lo sorprendió la tragedia bélica con sus horrores. Trasladado a la nunciatura de París, tomó posesión en 1945. Ocho años más tarde, ya siendo patriarca de Venecia, 1953, fue nombrado cardenal.

Como Papa, Juan XXIII convocó el concilio ecuménico número 21, inaugurado después de casi cuatro años de preparación. El Concilio Vaticano II se convirtió en el principal acontecimiento religioso del siglo XX. Mientras tanto, el Pontífice, que había declarado que quería ser el “pastor de toda la grey”, por sus gestos sencillos y por sus palabras extraordinariamente populares, convenció y conmovió a creyentes y no creyentes al punto que llegó a ser denominado universalmente “el Papa Bueno”; murió el 3 de junio de 1963.

Pablo VI, antes de terminar el Concilio que presidió en su parte final, dispuso la canonización de sus dos predecesores y, en el año 2000, Juan Pablo II proclamó beatos a Pío IX y Juan XXIII.

El “Papa Bueno”, que con su vida y su ministerio pontificio mostró cómo la tradición católica es una realidad acorde con los tiempos modernos y la ciencia y abierta al futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad