Perdí el año | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Perdí el año | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-14 05:00:00

Perdí el año

Perdí el año

Acepto que la embarré porque me dejé llevar por la pereza y le di importancia a otras cosas como vagar, ser indisciplinado, preferir andar con los amigos que estudiar y pelear constantemente con mis padres.

Hoy me siento aburrido porque los más vagos, aunque no lo crea, pasaron el año y yo me quedé.

Quiero demostrarles que soy capaz de mejorar y el año entrante me pondré las pilas para pasar el 10º grado. Acepto que la pereza y las malas amistades fueron culpables de lo que pasó. ¿De qué manera convenzo a mis padres para que reconsideren el viaje que tenían planeado?

RESPUESTA

Estimado joven: No basta con reconocer los errores, hay que demostrar el cambio mediante actuaciones concientes y perseverantes que permitan creer lo que se dice.

Sus padres confiaban en usted y les falló. Lo importante ha de ser prepararse para encarar el año venidero un reto especial, demostrándoles carácter firme ante la convicción de lograr pasar el 10º grado exitosamente.

Difícil resulta convencerles para que cambien su decisión. Resta pedir perdón en medio del dolor y esperar una inesperada respuesta que pueda variar lo que se dijo.

Aproveche una hora diariamente para repasar. Fortalezca las áreas de conocimiento que marcaron negativamente su desempeño escolar. Aprenda la lección, aléjese de aquellos amigos, venza la pereza y ¡manos a la obra!

REFLEXIÓN

Jóvenes adolescentes: Obedezcan sin vacilación, con heroicidad, carácter y convicción el cumplimiento de sus deberes escolares. Aunque hagan su aparición la pereza, el desorden, la rebeldía o el malgenio dominen sus impulsos y emociones para superar aquellas dificultades que aparecerán intempestivamente a lo largo de su camino existencial.

No basta con querer, hay que pensar bien y actuar con decisión para lograr todo cuanto se desea. He ahí la fuerza interior del ser humano que induce reconocer que se ha fallado para emprender una lucha permanente que permitirá recuperar aquello que se ha perdido.

Aprenda a escuchar, comprender, valorar y respetar el mandato de papá y mamá. Ellos aunque por momentos se tornen intensos, rabiosos enérgicos o cansones, desean lo mejor para su vida y jamás claudicarán para verle triunfar y ser feliz.

Padres de familia: Su autoridad debe ir acompañada de una disciplina firme pero flexible, que propone y no impone, que dialoga y concibe acuerdos para mantener la unidad en la familia.

Estarán en permanente comunicación con la institución educativa donde se forman sus hijos, porque no vasta con delegar.

Hay que conocer en toda su dimensión el desempeño de chicos y chicas al interior del aula de clase para crear las condiciones necesarias que les permita crecer sanamente bajo un ambiente de intimidad y apertura, de relaciones edificantes y no inconvenientes que faciliten la exitosa terminación de su bachillerato para  emprender la maravillosa experiencia de la universidad. Si perdió el año, aprenda de su error y emprenda una nueva etapa que le permita fortalecerse interiormente para superar la dificultad vivida, evitando hacia el porvenir un nuevo resultado académico adverso y negativo. Es hora de demostrar toda su potencialidad y capacidad. ¡Ni un paso atrás!

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad