Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

¿Errores esporádicos o desidia crónica? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-14 05:00:00

¿Errores esporádicos o desidia crónica?

Para cualquier espectador desprevenido que presencie los sucesos que han ocurrido en el país últimamente, la pregunta que plantea este espacio editorial referente a la actitud del Estado en varios de los asuntos de la mayor importancia nacional, es perfectamente válida. ¿Se ha tratado de simples equivocaciones ocasionales o es la presencia nefasta una vez más de esa ineptitud que lamentablemente corroe a la mayoría de las dependencias oficiales? 
¿Errores esporádicos o desidia crónica?

Es que sólo uno de esos dos fenómenos podría explicar, por ejemplo, actuaciones como las de la Comisión Nacional de Televisión, al pretender como lo hizo en un principio, cobrar sumas astronómicas a los canales privados de televisión para prorrogarles la licencia, así como un impuesto del 7.5% de los ingresos brutos, al tiempo que establecía un precio inicial oculto para la licitación del tercer canal. Todo, para tener que retroce- der apenas hizo el anuncio, ante el evidente despropósito que pretendía cometer.

¿O tal vez se trata de simple ineptitud, como la que estaría aquejando a la Superintendencia de Industria y Comercio, ya que sólo así se explicaría el porqué no ha actuado en casos como el de las cementeras, que una vez lograron quitarse a ciertas competencias molestas bajando sus precios a niveles ridículos, ahora los mantienen absurdamente caros luego de incrementos astronómicos que levantan todo tipo de sospechas?

Sea cual sea la razón para que todo esto ocurra, bien que el problema esté por los lados de la indolencia y la desidia, de la corrupción y las irregularidades o de los errores y las equivocaciones, lo cierto es que  casos como los anotados, que son apenas un tímido ejemplo de lo que es la vida nacional, no pueden seguirse repitiendo interminablemente. Sobre todo, porque no han arrojado la primera renuncia por parte de los funcionarios responsables

La más reciente consecuencia que deja esta enfermedad, es la quiebra de millones de colombianos por cuenta de la falta de una intervención a tiempo de las conocidas y denunciadas pirámides. Como es más que evidente, esa mala costumbre estatal de dejar que los problemas crezcan desatendidos hasta que literalmente le estallan al país en la cara, por cualquiera de las causas expuestas párrafos arriba, dejan ya unos costos impagables. Si la decencia, la inteligencia y la honradez hicieran presencia, deberían dejar una lección muy clara para que jamás vuelvan a repetirse.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad