Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

El poder de la palabra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-14 05:00:00

El poder de la palabra

Cre√≠a que¬† los oradores en Colombia eran cosa del pasado. Sin embargo, el jueves con motivo de la celebraci√≥n de los 66 a√Īos del peri√≥dico El Frente, o√≠ al alcalde Fernando Vargas hacer una exposici√≥n de antolog√≠a. Subi√≥ al estrado con una expresi√≥n de vaga cortes√≠a¬† en el rostro ante un acto en el que los funcionarios se ven obligados a asistir por compromiso.
El poder de la palabra

Todos esperábamos un sartal de elogios al  inteligente y dinámico propietario del periódico,  Rafael Serrano Prada, y al fundador, el poeta de los cien sonetos a la rosa, Rafael Ortiz González. No fue así. En cierto momento dirigió la mirada a un extremo de la mesa de los elegidos y topó la figura enjuta de su antiguo jefe político, el fundador del MURCO, exsenador Jorge Sedano González.

No en vano pasan los a√Īos. Ya Sedano no es la figura arrogante de otros d√≠as; conserva una disminuida altaner√≠a de cacique y el brillo en los ojos de¬† quien lo supo todo y ya no es menester. Se vio obligado entonces el Alcalde a improvisar. Pienso que al sentirse en la almajara de los godos, decidi√≥ de una vez por todas echar afuera ese atoro. Comenz√≥ por el paisanaje con Sedano, nacidos ambos en Bol√≠var, tierra f√©rtil y de hombres ariscos.

Su se√Īora madre, maestra de escuela, la √ļnica liberal del pueblo. Del arribo de Sedano en campa√Īa recuerda, d√≠a c√≠vico, plantado al¬† sol por horas en doble fila¬† a la espera del caudillo. Terminada la primaria, es de orden presentar por los padres los hijos al jefe quien se√Īala los¬† destinos, los inteligentes sumisos a la Apost√≥lica de Zapatoca, los altaneros al bachillerato en V√©lez y los opacos y rudos a una escuela agr√≠cola en Boyac√°. Dice Fernando Vargas que Sedano vislumbr√≥¬† en sus mejillas sonrosadas la vocaci√≥n de un membrudo obispo y fue a parar a la Apost√≥lica.

Muere el padre muy joven de un aneurisma, la madre liberal ordena, sálgase Fernando de esa escuela de curas y se va ya para el Colegio Santander, mejor dicho nos vamos para Bucaramanga todos. Maletas y canastos con gallinas. De todas maneras se requiere de una palanca para sobrevivir en la ciudad y Vargas alterna sus estudios con las clases en la escuela de formación de líderes del MURCO. Viene la etapa de estudiante en la UIS y surge la contradicción entre la  cristología y el catecismo marxista. Camilo Torres, la duda.

Despu√©s, sus especializaciones, sus logros, el gusanillo del poder pol√≠tico, su alistamiento en el Liberalismo para lograr la Alcald√≠a. ¬ŅC√≥mo as√≠, si era un joven venido de las escuelas del Murco? Lefreviano, un peque√Īo salpic√≥n Franco Falange, con unas gotas amargas agraristas y disciplina a co√Īaso limpio.

Fernando Vargas,¬† Pelando la cebolla como G√ľnter Grass, el premio N√≥bel, ha¬† contado con belleza y absoluta sinceridad, sucesos que marcaron los primeros a√Īos de su vida, que¬† como el autor del Tambor de Hojalata, que fue un joven miembro de la Waffen SS en el momento en que ya no quedaban soldados y Alemania no era sino escombros. Claro que nuestro Alcalde lo cont√≥ mejor que lo que pude haber contado yo aqu√≠, nunca lo que se escribe supera la calidez de la palabra. No habr√° faltado tampoco quien haya pensado empa√Īar¬† la figura de Vargas como si hubiese sido una verg√ľenza.¬†¬†

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad