Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Procurador Magno | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-14 05:00:00

Procurador Magno

Procurador Magno

¿De cuando acá tener hondas convicciones y sólidos principios se volvió un estigma?  Pero claro, esto hay que enterderlo desde el punto de vista que lo ven aquellos, esos sí radicales, que consideran que las cosas tienen solo una arista, la que ellos conciben y les gusta.

Se volvió costumbre de algunos periodistas, que a veces posan de humoristas, descalificar a las personas por el solo hecho de no pensar como ellos; y entonces les critican sus creencias religiosas, sus inclinaciones políticas y sus convicciones  más profundas. Sin embargo, estos mismos personajes son quienes, supuestamente dicen ser los defensores de los derechos de los demás; pregunto: ¿De los derechos de los demás, o solo de los que piensan igual que ellos?

Le critican a Alejandro haber demandado a una revista, porque publicó una foto en la cual aparecía una representación de la Última Cena de Cristo, hecha por bufones improvisados. ¿Acaso no tenía él, como cualquier ciudadano, el derecho a reclamar, por vía de la ley como tiene que ser, respeto  por considerar que esa burda representación ofendía sus creencias religiosas?

También  lo  censuran  por  haber  quitado de su oficina de Presidente del Consejo de Estado, un cuadro del General Santander para poner un Crucifijo.
Y si a alguno de sus colegas no le gustó el cambio, ¿por qué no le reclamó, por vía de la ley como tiene que ser, su derecho  a preferir ver a Santander que a Cristo?

Qué lástima que en este país haya personajes con odios tan viscerales que los  llevan a asumir posiciones tan contradictorias, pues son defensores a ultranza del derecho de las personas a disentir, a pensar diferente; pero ay de aquel que ideológicamente no esté del lado de ellos.

Los funcionarios públicos (al igual que los privados), deben llegar a los cargos a  cumplir con sus deberes y no a pagar ni a cobrar favores.  Qué bueno que  Alejandro no tiene nada qué pagar, ni nada qué cobrar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad