HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-16 05:00:00

HAGASE OIR

Parasitismo comunalEl fest√≠n salvaje en el que se ha convertido la administraci√≥n p√ļblica, configura hoy d√≠a un mapa pol√≠tico (no es el que nos ense√Īaron en la escuela) cuyos linderos obedecen a caciques, senadores y su tribu con divisiones inferiores (comuneros).
HAGASE OIR

Saquear a FOSYGA destrozando duros ahorros, es desestimular y arrastrar a todos aquellos que luchamos en la vida por salir adelante (estudio y trabajo en el debido momento), para alimentar vagos (parasitismo comunal) arrepentidos de no haber aprovechado el tiempo, cuando tuvieron su oportunidad o por historia cruel, amerita una profunda reflexión.

FOSYGA es el fondo de pensiones de gente que con esfuerzo y buena suerte entreg√≥ la vida m√°s √ļtil y bella para que hoy el castillo de sudor, l√°grimas y sangre se desmorone, s√≥lo para continuar nutriendo un sistema sociopol√≠tico y falso democr√°tico que nos tiene a las puertas de Irak, Pakist√°n o Somalia (pandillas, paros obligados, fleteros, pir√°mides, narcoparamilitares, guerrilla, irresponsabilidad del Estado y corrupci√≥n electorera).

Si quieren recompensar a su cuadrilla, que los caciques destinen de su botín un porcentaje; del mismo cuero que salgan sus correas.
La cultura del suelo crea la cultura del entendimiento, como decía un ex presidente gringo; las semillas del crimen legal (políticos) y/o ilegal (mafiosos) ya penetró los aposentos del cambuche. El equilibrio es natural, hay ricos porque hay pobres, y hay pobres porque hay ricos (leer el apretón de Gómez Buendía VL Noviembre 23/08.)

Nota: Jesucristo, Espartaco, Marx, Hobbes, Malthus y Mao m√°s vivo que nunca. ¬ďNo hay plata¬Ē frase criminal del gobierno.

Edgar Sanabria  Becerra

Un poco de civismo

Cuidemos con esmero los parques, monumentos y jardines de la ciudad.

Cuando el bus de pasajeros está lleno, los jóvenes deben ceder el puesto a los ancianos.En las fiestas patrias debemos izar la bandera colombiana.
En los estadios y canchas se conoce la cultura de un pueblo.

En nuestras conversaciones, evitemos el vocabulario de alcantarilla.

En las manifestaciones de protesta, portémonos como gente educada, la violencia engendra violencia. Cuando tengamos citas médicas o compromisos sociales, lleguemos a tiempo.

En los actos religiosos o cívicos, procurar no usar el celular. La paz no se consigue con agravios o palomas. Se consigue con el diálogo constructivo.

Empacar bien la basura el d√≠a que le corresponda la recogida. Los padres de familia deben vigilar a sus hijos en estas √©pocas navide√Īas y a√Īo nuevo. Pueden ser v√≠ctimas de la p√≥lvora, el alcohol y la droga.

Manuel Rojas Londo√Īo.


Los Luceros de Oiba

Admiraci√≥n y gratitud hay en toda la zona andina por el triunfo de ¬ďLos Luceros de Oiba¬Ē en el Concurso Nacional de M√ļsica colombiana. Los Luceros de Oiba son los ganadores y se convierten en los embajadores de nuestra querida Colombia. Ellos reciben un sinn√ļmero de contratos, una biblioteca para su pueblito pesebre y son maestros de las juventudes de su patria chica, fundando la escuela que hoy es el semillero de los futuros artistas.

Después de lanzar varios CD’s y estar en madurez, Vélez les confiere el reconocimiento que sólo se otorga a las personas naturales o jurídicas que han entregado a los santandereanos que han hecho posible que no sólo en su región sino también a nivel nacional, hayan traspasado las fronteras patrias.

Los condecorados son: Alfonso Mateus Cubillos, su Director. Hernando Ariza, Luis Leguizam√≥n, Orlando Mateus y un grupo de lindas figuras femeninas que cantaban y bailaban al ritmo que les tocaran, conformado por las Hermanas Chinchilla, las que se presentaron con orgullo de pertenecer al grupo. Gracias al sacerdote N√©stor Aponte, a don Pr√≥spero Rueda Rodr√≠guez, y a don N√©stor P√°ez Rodr√≠guez, quienes los acompa√Īaron a todas partes. Claro, algunos de los escogidos para recibir este reconocimiento ya est√°n tocando y bailando en compa√Ī√≠a de los √°ngeles y querubines, en la compa√Ī√≠a del Se√Īor, nosotros ya nos acostumbramos a que ¬ďtodo nos llega tarde, hasta la muerte¬Ē.

Pedro J. Chinchilla

¬ŅQu√© es la alegr√≠a?

Todos estamos de acuerdo en que la alegr√≠a es uno de los mayores anhelos del hombre, como expresi√≥n de la felicidad que busca en forma natural. El ser humano en el Ed√©n era feliz y por lo tanto viv√≠a alegre. La tristeza era algo desconocido para √©l, antes de la ca√≠da. Ad√°n fue dise√Īado por Dios para ser feliz, pero perdi√≥ su felicidad y con ella, su alegr√≠a por una sola causa: el pecado.

La b√ļsqueda de la felicidad es instintiva en el hombre, pero como la practica a toda costa por sus propios medios, en su propia prudencia, el √ļnico resultado que obtiene es aumentar la tristeza, hacer m√°s grande el vac√≠o interior, acrecentar eso que se llam√≥ en el siglo pasado con muy buen juicio, la ¬ďangustia existencial¬Ē.

El desenga√Īo, la amargura y el resentimiento, llevan al hombre a tropezar y caer m√°s profundamente al alcohol, las drogas, el sexo desordenado, la codicia de los bienes materiales y, con lamentable frecuencia, la b√ļsqueda de lo trascendente por caminos equivocados. El ser humano nace con un gran vac√≠o interior, que solo se puede llenar con la presencia de Dios. P La vida por s√≠ misma, es alegr√≠a de vivir.

Jorge Pertuz Ale√°n

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad