Mensaje navide√Īo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-18 05:00:00

Mensaje navide√Īo

Jes√ļs naci√≥ en tiempos del emperador Augusto, siendo rey de Judea, Herodes. Aunque se le llama de Nazareth, afirma San Lucas que vino al mundo en un pesebre de Bel√©n, cinco millas al sur de Jerusal√©n, donde Mar√≠a y Jos√© se encontraban de paso por haber ido a empadronarse a la ciudad de su estirpe.
Mensaje navide√Īo

Su doctrina difundida inicialmente por Judea, Samaria y Galilea, fue objeto de cr√≠ticas y reproches. Fariseos y saduceos no creyeron en √©l y lo tuvieron por impostor; mas a√ļn conspirar√≠an hasta fraguar su muerte. Empero, no lograron deslucirla y se enraiz√≥ en el coraz√≥n de nuestras civilizaciones, hasta nuestros d√≠as.

El esp√≠ritu de la Navidad no es f√°cil definirlo. Esta en el aire, en la sonrisa de la gente, en el az√ļcar de las pasteler√≠as, en el abrazo fraterno y en cierto pacifico sentimiento de amistad entre las personas. Pero tambi√©n se encuentra en la cara absorta del ni√Īo de la calle, que aplasta su nariz observando a trav√©s del cristal de las jugueter√≠as y de los almacenes de viandas, con la tr√°gica nostalgia de lo inalcanzable. El poeta franc√©s Rimbaud a prop√≥sito de lo se√Īalado, afirmaba: ¬ďNi√Īos mendigos...

Ha nevado, al tragaluz iluminado los pobres van...¬Ē En sociedades como √©sta, donde existe tanto desequilibrio social, y los contrastes y actitudes de sus integrantes, sublevan el esp√≠ritu aun de los m√°s indiferentes, resulta oportuno expresar nuestro sentimiento de solidaridad con los m√°s desprotegidos, pero no solo de palabra, sino de obra.

Llega la magia de la Navidad, las estrellas brillan m√°s en el firmamento y nos permiten evocar aquellos sue√Īos e ilusiones que tuvimos en la ni√Īez. El pan horneado huele en la tarde de un d√≠a cualquiera, pero su aroma es m√°s intenso en los d√≠as de Navidad. Para los que tenemos el privilegio de disfrutar las navidades, y para aquellos que contin√ļan con su calvario de pobreza, lo ideal es abrigar la esperanza, de que cada a√Īo, seamos m√°s los que podamos gozar de una mejor y franca convivencia.

Nota: Paz y felicidad para todos, en especial para mis distinguidos lectores. Por vacaciones, esta columna reaparecer√° hasta el 15 de enero de 2009.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad