Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

Los niños | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-20 05:00:00

Los niños

Lo más grande que nos ha dado Dios. Lo más querido que hay sobre la tierra. En el libro que titulé “Paseo de un Romántico Enamorado del Mundo”, escribí: “En los viajes, el niño solo piensa en la partida, el adulto en el porqué, el viejo en el regreso...”.
Los niños

En varios países de América, tratamiento que se da a las personas de categoría social más alta, se aplica a la persona que se muestra muy feliz por algo que acaba de obtener, ser una persona o cosa la “niña de los ojos de uno”. “El niño” fenómeno océano-gráfico y climatológico, derivado de la interacción entre la atmósfera y el mar, que consiste en una elevación anómala de la temperatura de las aguas del Océano Pacífico próximas a las costas de Sudamérica, especialmente de Chile y Perú, y cuyos efectos se extienden al sistema climático global y se dejan sentir en regiones muy alejadas .

En Bucaramanga hay una institución muy importante denominada “Niños de Papel”, sobre ella escribí en el libro que titulé “Toda una vida”, de 876 páginas. Es la misma antes llamadas “Asociación, Paz y Cooperación”, que todos estamos obligados a conocer y ayudar, porque su misión es humanitaria. Fue fundada en 1990, por el padre Manuel Jiménez Tejerizo, sacerdote español, quien con sus colaboradores, está entregando su capacidad y tiempo en recoger niños de la calle tirados como papel inservible, para escribir con ellos una página de salvación. La asociación “quiere ser la mano amiga que la sociedad en su conjunto necesita para construir la paz”. Con los niños de papel que asisten en la calle, mendigando y arropándose en las noches con papel periódico, queremos “unir nuestras manos y conformar una sola mano en bien de los niños de Colombia.

Me enorgullece decir que fui señalado como “Sembrador de Paz 2000”, seguramente por haber entregado mi libro “Paseo de un Romántico enamorado del Mundo” a su beneficio, y haberme dirigido a muchas entidades y personas nacionales y extranjeras exaltando la Institución “Los Niños de Papel”. Ser “Sembrador de Paz” donde se vive, es el mejor legado que se puede dejar a los descendientes, porque “La paz es un bien que no se puede desear otro mejor, ni poseer uno más útil”, conforme lo enseñó ese pecador convertido llamado San Agustín; y “No ama a su hogar el que conspira contra la paz y el bien de los demás hogares. No ama a su Patria el que envenena el aire con su aliento de odio extranjero”, según Constancio C. Vigil.

Tuve la fortuna de formarme en un hogar cristiano, donde me enseñaron a amar al prójimo como así mismo, porque todos somos hermanos en Cristo; por eso cuando hago algo en beneficio de los niños y con mayor razón desamparados, lo hago como un acto de mi naturaleza, como un acto que me sale del alma y el alma es de Dios.

Nota: el próximo sábado escribiré un artículo sobre el Hogar María Margarita de Piedecuesta.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad