Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 09:07 am

A prisión envían nicaragüense que sobrevivió al asesinato de siete colombianos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-20 17:20:42

A prisión envían nicaragüense que sobrevivió al asesinato de siete colombianos

A prisión envían nicaragüense que sobrevivió al asesinato de siete colombianos

El nicaragüense, quien hasta el pasado jueves se mantuvo internado en un hospital por los balazos que recibió durante el suceso, fue enviado ayer la cárcel acusado de tráfico de personas después que el juez de la Atención Permanente de Peravia, Mariano Abreu, rechazara la imputación en su contra por tráfico de drogas.

Abreu argumentó que el Ministerio Público no aportó las pruebas que vinculan a Gómez en el tráfico de drogas, publicó el periódico local Listín Diario.

Según informaciones reseñadas por el rotativo local, el extranjero habría confesado a las autoridades que fue contratado por un grupo mafioso por 100.000 dólares para traer al país a tres de los siete colombianos asesinados y que luego debía regresar al lugar de partida con el dinero de la droga.

La matanza fue perpetrada el pasado 4 de agosto en un paraje del municipio de Baní, en la provincia de Peravia, donde las víctimas fueron ejecutadas con armas de fuego.

Los asesinos colocaron a los hombres frente a los faros de los vehículos en los que los transportaron, los formaron en línea y posteriormente mataron con armas cortas a un primer grupo integrado por Darío José Atencio Vargas, Eduardo Fabio de León Peroza, Óscar Darío Naranjo Mejía y Jesús Darío Hans.

En otro grupo colocaron a Serino Enrique Marín Gutiérrez, Apolinar Altamirano Cuellar y Geovany Alejandro Bwie Duffys, a quienes asesinaron con armas largas.

Las investigaciones permitieron esclarecer que trece personas estuvieron implicadas, en mayor o menor grado, en este suceso, que obedeció a la disputa por un cargamento de droga, según la policía.

Según el relato del nicaragüense superviviente, el 2 de agosto salió en una embarcación de la isla de San Andrés (entre Colombia y Nicaragua) con destino a la parte sur de República Dominicana en compañía de tres de los colombianos asesinados.

Tras superar una avería y llegar a territorio dominicano fueron llevados a la casa donde residían otros cuatro colombianos y allí varios individuos con armas largas y cortas los sacaron violentamente del vehículo, los esposaron y los condujeron junto al resto de colombianos a un cañaveral, donde se produjo la matanza.

De acuerdo con el testimonio de Mercedes Carvajal, trabajadora doméstica de la casa donde fueron capturadas la víctimas, siete desconocidos armados se presentaron de noche a la residencia con uniformes de las fuerzas antinarcóticos dominicanas y exigieron a las víctimas que buscaran un supuesto cargamento de unos 1.200 kilos de cocaína que tenían escondido.
 

 
 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad