Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Canadá socorre a automotrices de EE.UU. para evitar el cierre de plantas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-21 02:05:54

Canadá socorre a automotrices de EE.UU. para evitar el cierre de plantas

Las autoridades de Canadá dijeron hoy que otorgarán 4.000 millones de dólares canadienses (unos 3.240 millones de dólares estadounidenses) a los fabricantes de automóviles de Estados Unidos para que mantengan sus operaciones en el país, ante el temor de que vayan a cerrar sus factorías.
Canadá socorre a automotrices de EE.UU. para evitar el cierre de plantas

La suma, que será facilitada por el Gobierno federal (2.700 millones de dólares canadienses) y el de la provincia de Ontario (1.300 millones), corresponde a una quinta parte de los préstamos que Estados Unidos concedió ayer a General Motors (GM) y Chrysler para evitar su colapso.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, anunció la ayuda a los fabricantes durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Ontario, Dalton McGuinty, en la ciudad de Toronto.

"Esta es una medida lamentable pero necesaria para proteger la economía canadiense. Los contribuyentes canadienses ahora esperan que su dinero se utilice para reestructurar y renovar el sector automotriz en este país y garantizar que Canadá mantiene la cuota actual de producción del mercado norteamericano", dijo Harper.

Los "Tres Grandes de Detroit" (GM, Chrysler y Ford) fabrican alrededor de un 20 por ciento de su producción en Canadá y Ottawa quiere que esa cifra se mantenga en el futuro.

Además, el sector automotriz representa el 14 por ciento de la producción industrial del país y el 23 por ciento de sus exportaciones manufactureras, y emplea de forma directa a 150.000 personas.

Un reciente estudio del Gobierno de Ontario señaló que la economía canadiense corre el riesgo de perder hasta 582.000 puestos de trabajo si General Motors, Ford y Chrysler cesan sus actividades en el país.

Como en Estados Unidos, la situación de la economía canadiense ha forzado al Ejecutivo conservador de Harper a conceder a regañadientes miles de millones de ayuda a los fabricantes de automóviles.

El pasado 14 de octubre Harper ganó una elecciones generales en las que aseguró en repetidas ocasiones que la economía canadiense se encontraba en perfecto estado y se comprometió a mantener el superávit fiscal.

Desde su victoria en las urnas, el mensaje de Harper gradualmente se ha convertido en más pesimista hasta el punto que se ha visto forzado a admitir que el país se encuentra en una recesión que podría convertirse en depresión.

El Gobierno canadiense también ha tenido que rectificar con respecto al superávit fiscal y ahora está programado que el país sufra un déficit de alrededor de los 30.000 millones de dólares canadienses (unos 24.300 millones de dólares estadounidenses).

Canadá es el único miembro del G7 que había mantenido superávits fiscales de forma ininterrumpida durante los pasados 12 años.

Sin los 4.000 millones de dólares de préstamos anunciados hoy, es casi seguro que los "Tres Grandes de Detroit" reducirían al mínimo, o incluso cesarían, su producción en Canadá, lo que dejaría en el paro a centenares de miles de trabajadores y profundizaría la crisis económica del país.

En este sentido, el primer ministro de Ontario dijo hoy que las autoridades no están dispuestas a que esto se produzca.

"Lo que el primer ministro y yo estamos diciendo es que merece la pena lucha por esa gente y sus trabajos" dijo McGuinty.

Como en Estados Unidos, la ayuda tiene condiciones. Los dos Gobiernos (el federal y el provincial) verificarán cómo se gasta el dinero.

Harper y McGuinty también dijeron que esperan que "todos los interesados en el sector del automóvil pondrán de su parte para reducir los costes estructurales y asegurar una industria automotriz viable en Canadá".

Este último punto es una clara alusión para que el sindicato canadiense del automóvil, Canadian Auto Workers (CAW), realice concesiones laborales para aumentar la competitividad de las factorías del país.

El Gobierno canadiense también anunció ayudas para los fabricantes de componentes utilizados por los "Tres Grandes" y para que los consumidores tengan acceso a préstamos con los que comprar vehículos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad