La copa palpitante | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
S√°b Dic 16 2017
23ºC
Actualizado 10:08 am

La copa palpitante | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-21 05:00:00

La copa palpitante

Ahora que comienzo otra batalla contra los p√°jaros que huyen del fr√≠o en el Norte y llegan en bandadas a saborear las uvas maduras de nuestro vi√Īedo, viene a m√≠ la figura de mi padrino Lisandro Franco. No creo que haya existido un hombre que desplumase m√°s p√°jaros a escopetazos que √©l.
La copa palpitante

Notario en Oiba, la importancia, adem√°s de su figura impecable, radicaba en¬† su reloj de leontina por el que se ajustaba el de la iglesia y todos los dem√°s. Mucho antes de la hora Gaviria, mi padrino Lisandro ya en Oiba, cuando no exist√≠an radiodifusoras y las noticias se recib√≠an por tel√©grafo, decidi√≥ adelantar la hora del crep√ļsculo con el objeto de salir m√°s temprano de la oficina, tomar la escopeta Bernardelli, sin importarle que las chicharras no hubiesen empezado su sonsonete¬† y aterrorizar las¬† bandadas de t√≥rtolas y calandrias¬† a balazos.

El, mi padrino Lisandro, en su guerra con los p√°jaros, en un bosque plagado de ojos, se top√≥ un d√≠a una copa de arcilla, una copa de boca ancha como un¬† c√°liz, √©l me la mostr√≥, la pata era delgada y corta. No¬† interpret√≥ nada de ella, simplemente era otro de los tantos trabajos de alfarer√≠a de los indios Poibas. Ese d√≠a la lanz√≥ al aire como un disco de competencia y la pulveriz√≥ de un disparo calibre 12 sin poder imped√≠rselo. Me hubiese gustado poseerla como un talism√°n. Muchos a√Īos despu√©s volv√≠ a ver la misma copa dibujada en un papel extendido sobre una mesa de caf√©.

El novelista y Antrop√≥logo Jaime √Ālvarez la estudiaba, la copi√≥ de un museo de figuras precolombinas Guanes. Esta es la copa sagrada del sacrificio Guane, me dijo. De ah√≠ en adelante no habl√≥ sino √©l, se extendi√≥, por cien tintos, en la teor√≠a del origen mexicano de los Guanes. Infinidad de palabras comenzadas por Gua, Guadalajara, Guanajuato, guaz√°bara, Guapot√°, Guatiguar√°. Viajaron los Guanes¬† a trav√©s de Centro Am√©rica y llegaron por bosques y desiertos a refugiarse en lo m√°s rec√≥ndito de una topograf√≠a arisca peinada por los vientos, para en la soledad¬† rendir tributo a sus dioses y estudiar¬† las matem√°ticas y la aplicaci√≥n en la astronom√≠a. Adem√°s los Guanes eran antrop√≥fagos.

Esa copa que usted ve en el papel y que su padrino Lisandro volvi√≥ mierda de un tiro, era la copa sagrada del sacrificio Guane. Un elegido se sacrificaba, se le extra√≠a el coraz√≥n, depositado en la copa, palpitaba por unos minutos m√°s y se dejaba a la intemperie para que el Dios Sol bebiera su sangre, luego trasmutado en gallinazo llevaba los restos al firmamento. Claro que todo esto ser√° materia de un nuevo libro sobre la sabidur√≠a de los Guanes, raza exterminada. ¬ŅCu√°l conquista? Si esto fue una cruzada, una cruzada como las tantas que emprendi√≥ la cristiandad al recate de los lugares santos, una degollina que dur√≥ siglos a nombre del Dios verdadero.

Volvamos a la copa. La copa no se tomaba de la pata sino por el borde como beber en totuma, para beber la sangre. En ese momento se descubri√≥ el cero, los √≠ndices y pulgares de las manos unidos representaron el cero. Y se guard√≥ como el m√°s preciado conocimiento matem√°tico. Entonces, en una¬† figura de rombos los Guanes, un criptograma endemoniado, cifraron el calendario solar, el lunar, y el de los 260 d√≠as descubierto en Nazca. El Loro √Ālvarez ya ronco de¬† hablar suspendi√≥ para irse al almuerzo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad