El Procurador y los fundamentalistas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-21 05:00:00

El Procurador y los fundamentalistas

Por mojigato y politiquero, los periodistas ¬ďbien¬Ē montaron una cruzada contra¬† el¬† Procurador Alejandro Ordo√Īez. En ambas cosas tienen la raz√≥n, pero sus ataques confunden los valores esenciales y muestran un integrismo igual al que dicen atacar.¬† El se√Īor Ordo√Īez es cat√≥lico y ¬ďcamandulero¬Ē:
El Procurador y los fundamentalistas

podr√≠a ser mas√≥n o budista y eso no le quita ni le pone m√©ritos para ocupar el cargo en una democracia pluralista. Ordo√Īez desaprueba la eutanasia, el aborto y las uniones gay: eso tampoco le impide ser Procurador, mientras no trate de imponer su propia moralidad, mientras respete la Constituci√≥n y la √©tica. Y es porque la democracia pluralista empieza por respetar las creencias privadas de cada uno.

El √ļnico acto de intolerancia que los ¬ďbien¬Ē le censuran a Ordo√Īez, fue su denuncia contra un periodista por el delito de ultraje a s√≠mbolos religiosos que establece el¬† Art√≠culo 213 del C√≥digo Penal. Yo no creo que al Estado le corresponda penalizar estos actos, precisamente porque el pluralismo implica no darles m√°s valor a unas creencias que a otras ¬Ėy anteponer, por ejemplo, los s√≠mbolos religiosos a los s√≠mbolos √©tnicos-. Es m√°s: creo que el Art√≠culo es inconstitucional porque viola el derecho a la igualdad. Pero su texto est√° vigente y Ordo√Īez ten√≠a todo el derecho de invocarlo.

El punto era distinto. Dos meses antes de que Soho plagiara el afiche de ¬ďLa √öltima Cena¬Ē donde los ap√≥stoles rodean a una modelo desnuda, el Tribunal Superior de Par√≠s hab√≠a ordenado a su autor que suspendiera el uso publicitario de la idea. Es porque en Francia -la cuna de la democracia- ese hecho no es delito pero s√≠ una violaci√≥n del pacto de convivencia: todos estamos obligados a respetar lo que los otros consideran sagrado, y hacer chistes p√ļblicos a costa de esos s√≠mbolos es violentar la √©tica del pluralismo. As√≠ que en este caso los periodistas ¬ďbien¬Ē no defendieron el derecho de expresi√≥n sino el uso comercial del sexo por parte de una revista.

En cambio hay una tesis del se√Īor Ord√≥√Īez que sus cr√≠ticos no notaron y que lo descalifica de ra√≠z para el cargo. Es la tesis de San Agust√≠n, ¬ďla ley injusta no es ley¬Ē, o sea que debemos violar la ley ¬ďinjusta¬Ē. Esto es lo mismo que piensan las Farc, es una incitaci√≥n abierta a la¬† subversi√≥n y es la √ļnica idea que no cabe en una sociedad pluralista.

La ley ¬ďinjusta¬Ē no se viola: la ley injusta se cambia seg√ļn las reglas del Estado de Derecho. Y una regla que deber√≠a cambiarse es la que conf√≠a a los vigilados la potestad de escoger a su vigilante. No es bueno que los congresistas elijan al Procurador que debe vigilarlos, ni es bueno que el Procurador vigile a los congresistas que pueden reelegirlo.

En esto tiene raz√≥n el se√Īor Ord√≥√Īez, y su propuesta de reformar la Constituci√≥n es leg√≠tima. Lo ileg√≠timo fue hacer uso comercial de la idea y conversarla con sus electores, sobre todo ahora que tantos congresistas est√°n siendo investigados por la¬† Procuradur√≠a.¬† Ese fue un acto de politiquer√≠a ante un Congreso politiquero y donde muchos probablemente votaron a cambio de los puestos que tal vez reparti√≥ Ord√≥√Īez. Pero los periodistas ¬ďbien¬Ē no demostraron que los puestos se hubieran repartido, y en vez de eso tildaron de ¬ďpuesteros¬Ē a los congresistas que votaron por alguien cuyas creencias ellos no comparten.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad