Siete asentamientos conviven con el peligro | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

Siete asentamientos conviven con el peligro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-21 05:00:00

Siete asentamientos conviven con el peligro

Cientos de personas que habitan actualmente los diferentes asentamientos humanos ubicados en la Zona Industrial de Chimitá, conviven día a día con el peligro.
Siete asentamientos conviven con el peligro

La falta de oportunidades, las inclemencias del invierno, fenómenos como el desplazamiento forzado y la extrema pobreza, llevaron a que estos ciudadanos construyeran sus viviendas a escasos metros de los tanques de almacenamiento de combustibles de la Zona Industrial, sector que comparten los municipios de Bucaramanga y Girón.

En dicho sector, donde se almacenan 20 mil barriles de Gas Licuado de Petróleo (GLP), ACPM, gasolina y demás derivados, están ubicados los asentamientos humanos Altos de Andina, Convivir, Club Chimitá, Gallineral, Galán, Pizarro y 5 de enero, barrios subnormales que podrían ser literalmente ‘borrados del mapa’ si en determinado momento se produjera una emergencia por explosión.

Según Dairo Beltrán, subdirector y coordinador operativo de la Defensa Civil en Santander, “allí se vive una situación compleja. Además del alto riesgo tecnológico existente por el almacenamiento de combustibles, los habitantes de esta zona se exponen al riesgo natural del Río de Oro. Debido a la situación de pobreza, algunas personas optan por habitar terrenos peligrosos sin prever los riesgos y consecuencias”.

Pero, ¿qué pasaría si se llegara a presentar un incendio o explosión en esta zona? Según el experto, “estos asentamientos podrían desaparecer. En caso de presentarse una BLEVE (explosión de líquido en ebullición), poco quedaría de la zona. Además de esto -y pese a que las empresas de hidrocarburos del sector diseñan continuamente planes de contingencia y emergencias- no podemos descartar de plano que en determinado momento se pueda llegar a presentar un incendio, un escape de gas o un daño de la tubería que transporta a Bucaramanga los combustibles provenientes de la refinería de Barrancabermeja”.

Respecto a si los organismos de socorro estarían preparados para atender una emergencia de esta magnitud, el coordinador operativo de la Defensa Civil en Santander respondió que “no tendríamos la capacidad de respuesta para atenderla. Los equipos de socorro en la ciudad y el área metropolitana están muy debilitados. Las ciudades del área crecen aceleradamente, mientras que los organismos de rescate no van al mismo ritmo”.

Situación de nunca acabar

Al problema del desplazamiento forzado, la falta de oportunidades y la extrema pobreza que viven los habitantes de la Zona Industrial de Chimitá, se suma la negligencia de las autoridades municipales. Para el caso de Bucaramanga y Girón, aún no se cuenta con un censo de la población de este sector. Además, se permite que día a día lleguen más personas a establecer sus viviendas en la zona, situación que pareciera no tener fin.

“Hicimos una inspección en varias viviendas de la Zona Industrial y nos encontramos con un caso realmente dramático: el tubo que trae el combustible desde Barrancabermeja a Bucaramanga sirve de silla de comedor a los miembros de una familia, es decir, ellos viven sobre una ‘bomba de tiempo’. ¿Se imagina que por error se presentara una explosión? Las normas dicen que en lugares donde se almacenan combustibles, como en el caso de Chimitá, las casas deben estar mínimo a 300 metros de los tanques o tuberías”, comenta asombrado el subdirector de la Defensa Civil.

Debido a todos los riesgos que corren estas familias -y por supuesto, las empresas del sector- este organismo de socorro planea conformar para el próximo año una brigada de rescate y prevención de emergencias con las comunidades de estos siete asentamientos.

“Sabemos que muchas de estas personas deben ser reubicadas por el Gobierno Nacional, pero mientras esto sucede, queremos que por lo menos adopten ciertas medidas preventivas que disminuyan los riesgos de incendios o explosión”, destacó Dairo Beltrán Tobón.

la emergencia de san juanico

Una de las emergencias más dramáticas de este tipo (BLEVE), se presentó en San Juanico, México, el 19 de noviembre de 1984. El descomunal incendio originado en la planta de la empresa PEMEX (Petróleos Mexicanos) tuvo llamaradas de hasta 300 metros de altura y una radiación térmica que sólo permitió la identificación del 2 por ciento de las 600 personas fallecidas, muchas de las cuales fueron reducidas a cenizas. Unas 20 hectáreas de superficie fueron afectadas por la explosión y la radiación. 2.500 personas resultaron heridas y numerosas viviendas quedaron arrasadas. 350.000 personas debieron ser evacuadas. Dos semanas después, el 3 de diciembre de 1984, se registró otra trágica explosión en Bhopal (India), donde fallecieron cerca de 18 mil personas.

Se recuerdan también varios casos presentados en Nigeria, donde varios oleoductos han explotado matando a cientos de personas que vivían cerca de estas tuberías.

¿qué es una bleve?

Una BLEVE (Boiling Liquid Expanding Vapour, por sus siglas en inglés) es un tipo de explosión que ocurre en tanques que almacenan gases licuados a presión, en los que por ruptura o fuga del tanque, el líquido del interior entra en ebullición. Si el vapor liberado corresponde a un producto inflamable, se genera una bola de fuego que puede expandirse hasta 300 metros a la redonda. También se produce una explosión que arroja ‘proyectiles voladores’ de metal a cientos de metros a la redonda.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad