Cuando el celular es el tercero en la relación | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-23 05:00:00

Cuando el celular es el tercero en la relación

Fernando estuvo a punto de perder a su esposa por vivir pendiente del celular. Este aparato llegó a convertirse en un intruso de su relación. La situación se complicó cuando ella empezó a espiarlo utilizando su celular.
Cuando el celular es el tercero en la relación

El colmo del asunto llegó cuando su esposa Liliana* lo invitó a una cena para celebrar su aniversario.

Algunos amigos estaban con ellos. Todos comentaron el apego de Fernando a su celular. Liliana se sintió humillada: Fernando se levantó, cuando menos, cinco veces a hablar por celular, con más de 15 minutos de duración en cada llamada.

“Tengo dos celulares. Uno con servicio de radio para trabajar y otro de línea común que lo tengo para cosas más sociales. Ando con los dos encima y no me resulta incómodo”, explica, mientras baja la mirada y lanza su pulgar a toda velocidad sobre el teclado para escribir un mensaje de texto.

Está contestándole a su esposa una llamada. Y aunque parezca hoy un adicto al teléfono celular, asegura que su obsesión por estos aparatos ha mermado.

“Sucedió porque la relación con mi esposa se deterioró muchísimo. En las cenas, en nuestros momentos juntos para ver televisión… simplemente no podía despegarme de él. Ella pensó que le estaba siendo infiel y no podía sacarle esa idea de la cabeza”.

Lo peor sucedió cuando convencida del supuesto romance, Liliana empezó a revisarle los mensajes de texto del teléfono, tratando de encontrar pistas.

Fernando cambió su actitud y recuperó su relación, pero no fue nada fácil para él caer en la cuenta de que su comportamiento no era el mejor.

“Los hombres pensamos en su mayoría que las mujeres no saben de tecnología y que por eso no les gusta. Además, pensamos que la tecnología nos reconforta de un día de trabajo difícil o nos hace sentir superiores porque la manejamos… pero si queremos vivir en pareja, es mejor dejar de lado la tecnología y en este caso el celular.

Si está leyendo este artículo y a la vez está hablando por celular o jugueteando con él… podría estar a un paso de convertirse en adicto al celular…

LA VOZ DEL EXPERTO

Jesús A. Lacoste Ps. Director del Instituto para el Estudio de las Adicciones

“Es un poco arriesgado hablar de ‘adicción al teléfono celular’. Me parece más apropiado hablar de un trastorno en el control de impulsos. Creo que nadie contemplaría vivir sin este aparato, pero convertirlo en un objeto de culto o distinción personal no resulta conveniente ni saludable. Estar pendiente del teléfono celular por motivos de trabajo significa que la persona tiene una disfunción en los tiempos que debe dedicar para cada área de su vida. Cuando el excesivo interés en el celular está relacionado con una necesidad de hablar, pensaría que tiene que ver con problemas de atención y eso afecta la relación de pareja.

Esther Ramírez Rangel
Ps. Universidad Autónoma de  Bucaramanga

“La adicción al celular puede ocasionar graves daños en el ambiente familiar, porque puede provocar distanciamiento cuando un integrante se encasilla en el celular mandando mensajes y hablando por teléfono y con esto se aísla de los suyos. Esta adicción puede provocar problemas familiares, escolares, en el trabajo, incluso de manera personal, pues es tanto la dependencia a este aparato de comunicación que termina por ocasionar graves problemas psicológicos.”.

Lisa Merlo
Ps. Universidad de Florida y Docente de la U. La Sabana.

“Aunque los teléfonos celulares y los asistentes digitales personales fueron creados para facilitar la vida moderna, la realidad es que en algunos casos comienzan a interferir con las vidas de los usuarios que no saben cuándo apagarlos; es la necesidad de estar conectados todo el tiempo una característica de la adicción a los celulares. Por supuesto, afecta las relaciones de pareja porque es una adicción y su proceso es el mismo que el de un alcohólico o drogadicto”.

LISTA
¿Cómo identificar a un adicto al celular?
Según la Ps. Luisa Merlo, las siguientes son algunas pistas para identificar a un obsesivo del teléfono celular:

1 Sufre de ansiedad o depresión cuando lo olvida en casa o tiene que apagarlo.
2 Revisa compulsivamente su celular esperando mensajes de texto o de voz.
3 No guarda el celular en ninguna parte, lo lleva en la mano.
4 Habla más de una hora por celular.

test
¿Soy adicto al celular?
La psicóloga Esther Ramírez Rangel señala que una persona que sienta que su interés por el celular va más allá de lo normal, necesita hacerse las siguientes preguntas para descubrirlo:

1. ¿El celular que tengo cubre todas mis necesidades de comunicación?
2. ¿Me brinda mayor posibilidad de mejorar mi economía?
3. ¿Podré pagar el equipo, renta y mantenimiento?
4. ¿Realmente necesito que mi teléfono celular tenga cámara, memoria expandible, acceso a Internet, entre otras cosas?

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad