Entendamos la realidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-26 05:00:00

Entendamos la realidad

El problema de las pirámides tiene mucho de largo y de ancho pues todavía no se ha comprendido la magnitud de la tragedia y tenemos la sensación de que en el ánimo de quienes invirtieron en ellas está anidando la esperanza de poder recuperar la inversión realizada con la simple renuncia a las utilidades prometidas y anheladas.
Entendamos la realidad

Desafortunadamente la experiencia nos ense√Īa que las posibilidades de recuperaci√≥n no solo est√°n lejanas sino que adem√°s el eventual monto a recibir dif√≠cilmente llegar√° a un porcentaje que oscila entre el 10 y 20% del total invertido.

Los matemáticos financieros serían los más indicados para explicar la operación, cuyos fundamentos son del siguiente tenor: con una captación de 2 billones de pesos, es decir un 2 y doce ceros y una recuperación de apenas doscientos mil millones, estaríamos hablando del 10% y en esa proporción se devolvería a los interesados, a prorrata de las sumas invertidas.

Sentimos que quienes est√°n metidos en el problema por haberse equivocado en el negocio, deben ir entendiendo que definitivamente un muy alto porcentaje de su inversi√≥n se esfum√≥ y que por lo tanto tienen que poner los pies en el suelo y dejar de so√Īar, pues la realidad es bastante m√°s dura de lo que ellos suponen.

Adem√°s, debe entenderse tambi√©n que todo el proceso est√° en manos del Estado y para nadie es un secreto que una de sus caracter√≠sticas b√°sicas es la lentitud, la tramitoman√≠a y la burocratizaci√≥n, conoci√©ndose, desde ya, que todo este tr√°mite ser√° un verdadero parto de mula en el que al final, el √ļnico que perder√° ser√° el ingenuo inversionista.

So√Īar no cuesta nada, dice el refr√°n; solo que los sue√Īos son y no podemos construir la vida sobre bases tan deleznables, y sentimos que las gentes perjudicadas deben entender su realidad, enfrentarla resignadamente y ojal√° aprender del error olvid√°ndose de su platica y empezando de nuevo a construir su natural futuro como si empezara de nuevo.

Mientras todo esto sucede, permítasenos hacerles llegar nuestros votos por una navidad tranquila, sosegada y plena, pero sobre todo en paz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad