Cuando no se expresan los afectos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Nov 22 2017
20ºC
Actualizado 10:10 pm

Cuando no se expresan los afectos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-29 01:56:58

Cuando no se expresan los afectos

Muchas personas, cuando llegan a su casa, se encuentran de inmediato con un ambiente cálido y agradable en el que quisieran estar la mayor parte del tiempo. Sin embargo, hay hogares en los que, a pesar de que se respetan y se quieren, nunca se dicen ni media palabra.
Cuando no se expresan los afectos

Este es el caso de Fabián*, un joven de 25 años, quien afirma que siente como si se le hiciera un nudo en la garganta cuando trata de romper el hielo para expresarle a sus padres y hermanos lo que siente por ellos. Por más de que hace el esfuerzo y lo intenta, no lo consigue.

“Me siento extraño cuando tengo una manifestación de cariño con mi familia, es como si no fuera yo. Y no porque no me nazca sino porque nunca nos acostumbraron a eso”, afirma Fabián.

“En las familias de mis amigos es normal que un hermano le diga al otro que se ve bonito, que le hace falta cuando no está y se dicen palabras de cariño”, agrega.

Casos como el de este joven abundan, pero ¿por qué se registran? ¿Cómo tomar la iniciativa? A estas preguntas respondieron profesionales y expertos.        

Son necesarias

Muchos padres de familia consideran que el amor hacia sus hijos, más que en palabras, debe reflejarse en la responsabilidad con la que le cubran sus necesidades básicas. Sin embargo, es importante que a la par se exprese el afecto.

Este es el pensamiento de la psicóloga social Claudia María Bernal Rangel, quien agrega que no se debe esperar a que los hijos supongan lo que siente por ellos.

Es importante que con frecuencia se creen espacios para transmitirse sentimientos. Se debe aprovechar al estar juntos en el comedor, viendo televisión o en un espacio de lectura.

“Por lo general, las personas que no son capaces de expresar de manera abierta lo que sienten por su familia, se debe a que su papá y su mamá no se expresan el amor entre ellos mismos. Nunca ven a sus padres dándose un abrazo o diciéndose expresiones como ‘hola mi amor, cómo estás’, ‘mi vida estás preciosa’, ‘te ves muy guapo’, o cualquier otra palabra de halago.

“A veces, las familias dejan que la rutina y la monotonía bloqueen las manifestaciones amorosas. Por ejemplo, en las mañanas la mamá levanta de un grito a su hijo porque se le hará tarde. Lo mejor sería que fueran palabras más agradables como ‘mi amor, cómo amaneciste, es hora de que te levantes’… es distinto”, precisa psicóloga.

Aunque hay quienes piensan que al momento de amar a alguien, tienen más valor las acciones porque las palabras se las lleva el viento y las manifestaciones melosas sólo empalagan, la psicóloga Claudia Bernal Rangel argumenta que sí son importantes. Estas expresiones hacen que la persona sea segura y completa, teniendo menos riesgo de buscar afecto en otras personas que, en el peor de los casos, pueden aprovecharse de la situación y vulnerar sus derechos y dignidad.

Cuidado con los excesos

En algunas familias es normal que entre padres e hijos se manifiesten con besos en la mejilla o en los labios. Esto es algo a lo que la cultura santandereana no está acostumbrada por el machismo. Sin embargo, son expresiones que deben darse de manera muy íntima en cada hogar, donde cada quien sabe cómo es el trato entre todos.

De acuerdo con la psicóloga Claudia María Bernal Rangel, expresiones tan íntimas como los besos, deben cambiar a medida que se da el desarrollo físico y psicológico de los niños, pues no es lo mismo besar a la niña durante sus primeros años, que hacerlo cuando ella tiene más de 15 años.

“El tipo de contacto debe ir variando con el paso del tiempo. Al niño que se le daba un besito en la colita no se le puede seguir dando a los 14 años porque el mismo desarrollo de la intimidad del ser humano no lo va a permitir. Sin embargo, eso no quiere decir que no se pueda seguir expresando el amor de otra manera, como con un abrazo”, concluye la psicóloga.

LISTA
Consecuencias

Los profesionales consultados por Vanguardia Liberal afirman que los efectos de no expresar lo que se siente, pueden ser:

1 Aislamiento.
2 Malos entendidos.
3 No tener la capacidad de estar todos juntos porque no se hablan temas importantes, hay discordias e intolerancia.
4 Mayor posibilidad de que la persona en la búsqueda de afecto encuentre seres malintencionados.

Lo que dice el psicólogo

¿Por qué al interior de algunas familias es tan difícil expresarse el amor unos a otros? El psicólogo Carlos Mauricio Peñalosa responde que este caso “se conoce como ‘familias afectivas planas’ y expresan sus sentimientos de manera diferente, y no es que no exista amor. En muchas familias las expresiones de afecto si bien no son verbalizadas se manifiestan en momentos difíciles. ‘No nos decimos cosas bonitas entre nosotros, pero cuando alguno tiene un problema ahí estamos’, dicen.

“Este tipo de afectividad plana en la familia se genera por patrones de crianza, donde los padres no crean las condiciones para esto. En una cultura patriarcal como la nuestra expresar afecto puede ser sinónimo de ‘pendejada’. La mayoría de padres educan como fueron educados”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Desde la infancia

claudia angarita giorgi
Psicóloga clínica. Especialista en evaluación psicodiagnóstica, psicoterapeuta de niños, adolescentes y adultos.
“Es necesario tener en cuenta que cada quien tiene su manera de expresar sus sentimientos. Algunos lo hacen por contacto físico, otros con palabras, por eso la tarea de cada quien es entender cómo actúa cada quien para interpretarlo de manera adecuada.  

Para una persona a la que no le gusta el contacto corporal y se relaciona con personas a las que sí, se les vuelve la situación en un conflicto, porque no entienden que él se expresa de otra manera. Los niños, por su parte, que no han recibido afecto, lo van a buscar en la adolescencia. Por eso se ‘alborotan’ tanto con la sexualidad. Se quedan en la búsqueda de esa ternura que desafortunadamente nunca van a encontrar porque los medios de comunicación han vendido la sexualidad como la genitalidad y no como la expresión del cuerpo”.

La psicóloga Carolina Reyes indica que debe sacarse un tiempo adecuado para hablar, porque a veces en casa se destinan los espacios para dialogar cuando los demás están estresados o cuando no tienen tiempo. De esta manera nunca se dará un diálogo armonioso sino que todo terminará en discusiones y reacciones como ‘no me hable porque estoy ocupado’.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad