El gabinete y la fatiga de los metales | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
19ºC
Actualizado 05:56 pm

El gabinete y la fatiga de los metales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-30 05:00:00

El gabinete y la fatiga de los metales

Termina el año. Por esta época los medios de comunicación hacen balances sobre los aspectos más significativos ocurridos en el agónico 2008. Pasan al tablero la economía, el deporte, la política, el Congreso, la justicia, las relaciones exteriores; se rememoran los hechos más significativos, aquellos momentos que fueron amargos para el país y el mundo, los personajes y los antipersonajes del año; se recuerda a quienes fallecieron, en fin, se vuelve sobre los últimos 365 días. Pero un asunto poco se ha mencionado y no debe ignorarse: ¿Será prudente que sigan los mismos ministros a lo largo de 2009?
El gabinete y la fatiga de los metales

 Debe resaltarse que los ministros que más reconocimiento y mejor nombre tienen son dos mujeres, quienes han sido las más mesuradas en el desempeño de sus cargos, han demostrado tener gran tino administrativo, sensatez y son alérgicas al protagonismo: Cecilia María Vélez, ministra de Educación y Paula Mercedes Moreno, ministra de Cultura.

La doctora Vélez ya era conocida por su enorme capacidad de trabajo y por su gestión al frente de la Secretaría de Educación de Bogotá, en la administración de Enrique Peñalosa Londoño. Por eso sus ejecutorias no sorprenden.

Caso aparte y muy grato es el de Paula Marcela Moreno al frente del ministerio de Cultura. Cuando se le designó en tal cartera muchos creyeron que había llegado por la coyuntura pues permitía poner en evidencia ante E.U. que aquí no había discriminación racial y por eso se especuló que pasaría por tal cartera sin pena ni gloria. Y ha sido el gran palo ministerial. Ha resultado una brillante ministra de Cultura y ha demostrado que tiene la prudencia que a muchos miembros del círculo de allegados al Presidente les falta.

La cara opuesta, la de aquellos ministros que ya cumplieron su ciclo, con los que el país no tiene empatía, está encabezada por los de la Protección Social, Diego Palacio y de Transporte, Andrés Uriel Gallego, seguidos a poca distancia por dos que hablan más de lo prudente y cada día se enredan más por buscar protagonismo: Andrés Felipe Arias (Agricultura) y Fabio Valencia Cossio (Interior y Justicia).

Respecto del ministro Valencia Cossio, el arte de gobernar recomienda que debe ya ser relevado de su cargo y los doctores Palacio y Gallego deben dar un paso al costado pues representan un estilo y un perfil que está agotado.

2009 es año preelectoral y debe tomar conciencia la Casa de Nariño de que luego de más de seis años de gobierno hay desgaste, e insistir en que los voceros gubernamentales sean Andrés Uriel Gallego, o Diego Palacio, o Fabio Valencia, es tozudez y que esa teoría de que la habilidad del Presidente resiste las críticas tiene un límite y si se dilata más el hacer cambios en el gabinete, el costo político para el primer mandatario será muy alto.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad