La segunda reelección | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-30 05:00:00

La segunda reelección

De la misma manera que los delincuentes son los primeros en pedir la protección de la policía si las circunstancias lo demanda, los políticos, que son expertos en trampas, invocan la Constitución y la ley cuando conviene a sus intereses. Como sucede ahora, a propósito de la segunda reelección inmediata del Presidente Uribe, cuando encuentran esguinces a la norma por todas partes y se creen llamados a impedir hechos que puedan atentar contra la institucionalidad. ¡Qué loable actitud, pero qué mentirosa!
La segunda reelección

Ignoran estos políticos, sin embargo, que la situación no está para fundamentalismos y que no es este, precisamente, el momento para enredar la pita a nombre de falsos purismos legales, sino para comprender que es la suerte del continente la que está en juego y que de la nueva elección de Uribe depende algo más que la salvación de Colombia.

¬ŅHan pensando los dirigentes liberales y del Polo, lo que suceder√≠a si, por alguna raz√≥n, el presidente Uribe tuviese que abandonar el cargo? Muy sencillo: colapsar√≠a el pa√≠s, que, naturalmente, caer√≠a en las garras de Ch√°vez, y ya no quedar√≠a como obst√°culo sino Per√ļ, para que este delirante estadista¬ó√©mulo de Hitler, Mussolini, Castro y tantos otros de corte totalitario¬ó, se adue√Īara por completo del patio latinoamericano. Porque Ch√°vez, como el lobo feroz del cuento, est√° dispuesto a soplar hasta derrumbar la casita, sobre todo si √©sta no est√° ocupada por una personalidad fuerte como la de Uribe, sino por un gobernante debilucho y ego√≠sta, incapaz de hablar y obrar con claridad y car√°cter.

Como siempre lo han hecho los pol√≠ticos irresponsables, los opositores del presidente defienden descaradamente sus ambiciones, pero sienten verdadera indiferencia ante la suerte del pa√≠s, aunque finjan defender la ley hasta en sus m√°s rec√≥nditos detalles. Poco les importa que nuestra patria caiga en manos del lobo feroz que domina el patio vecino y mientras ven como un atentado a la democracia la pretensi√≥n de Uribe¬óy de millones de ciudadanos que lo respaldamos¬ó, de continuar en el poder por cuatro a√Īos m√°s hasta derrotar el terrorismo y el comunismo, que son la misma cosa, validan los actos dictatoriales de Ch√°vez y su pretensi√≥n de eternizarse en el poder, √©l s√≠, por encima de la Constituci√≥n y la Ley. Pero tengamos presente una realidad: que, por fuerza de las circunstancias, ¬°si Ch√°vez va, Uribe tambi√©n tiene que ir!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad