DMG, Uribe y la operaci√≥n ¬ĎJaque¬í se tomaron a San Gil | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
23ºC
Actualizado 11:52 am

DMG, Uribe y la operaci√≥n ¬ĎJaque¬í se tomaron a San Gil | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-31 05:00:00

DMG, Uribe y la operaci√≥n ¬ĎJaque¬í se tomaron a San Gil

Un helic√≥ptero M-I de la Fuerza √Ārea Colombiana aterriz√≥ ayer en la plazoleta San Juan de Dios de San Gil. De pie, en la puerta de la aeronave, √ćngrid Betancourt repart√≠a besos para dar las gracias por su liberaci√≥n.
DMG, Uribe y la operaci√≥n ¬ĎJaque¬í se tomaron a San Gil

En ese momento el tiempo se detuvo y junto a la ex candidata presidencial apareci√≥ no uno, ni dos, si no tres clones de David Murcia Guzm√°n, cerebro de la ¬Ďpir√°mide¬í DMG.

Sin musitar gesto alguno, David Murcia Guzm√°n cargaba varios d√≥lares. En San Gil, el hombre que estaf√≥ a 300 mil colombianos, era escoltado por hombres del SMAT y por el mism√≠simo general de la Polic√≠a, √ďscar Naranjo Trujillo.

Pero la griter√≠a fue mayor cuando el Presidente de la Rep√ļblica, √Ālvaro Uribe V√©lez ¬Ďatrap√≥¬í a David Murcia Guzm√°n por los pies.

El hombre de DMG intentó escapar, con los ahorros de colombianos incautos, pero no contaba con la agilidad del Presidente.  

Después, sin mayor protocolo, a la fiesta se unió el electo mandatario de Estados Unidos, Barack Obama. El camino del político norteamericano fue interrumpido por un travesti 1ue buscaba protagonismo.

Las marcha de David Murcia Guzm√°n, √ćngrid Betancourt y otras personalidades fue sonorizada por una hilera de motociclistas que lider√≥ el tradicional desfile de carrancios. Los mu√Īecos se tomaron las principales calles de San Gil, en el marco de las fiestas de Pablo VI.

Como ya es costumbre, la gente se agolp√≥ en las aceras, balcones, jardines y ventanas de sus casas para disfrutar del ingenio de quienes resaltaron los hechos m√°s representativos del a√Īo que hoy termina.

No obstante, para muchos el punto negro del certamen fue el desorden protagonizado por muchos motociclistas. Ellos aprovecharon la fiesta para llenar no solo las calles del municipio de harina por doquier, sino a muchos transe√ļntes incautos.

Al final de la tarde, sólo los mejores se quedarían con los tres primeros lugares y con los premios en efectivo entregados por la Corporación Cultural de Pablo VI y la Administración Municipal.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad