Publicidad
Dom Abr 30 2017
24ºC
Actualizado 03:57 pm

Cariñoso… sí pero no melos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-31 05:00:00

Cariñoso… sí pero no melos

El estrés causado por los problemas familiares, la pérdida de un ser querido o la falta de comprensión, determinan la calidad y cantidad de nuestras muestras de afecto.
Cariñoso… sí pero no melos

En algunas ocasiones, las personas frías y distantes son percibidas como si no tuvieran sentimiento, lo cual genera rechazo en quienes conviven con ellos a diario.

Hay quienes, sin embargo, expresan su cariño sin reserva y van repartiendo abrazos y besos por doquier.

Ambas situaciones pueden causar incomodidad cuando la persona fría y distante rechaza un simple abrazo de año nuevo o cuando el cariñoso acaricia y toquetea demasiado.

Incluso para los dueños de estos gestos, la situación podría ponerse difícil cuando algún receptor de sus abundantes o escasas muestras de cariño malinterprete las cosas…

Por estas fechas, cuando menos, valdría mejor la diplomacia, como dice el refrán “Ni tanto que queme al Santo, ni tan poco que no lo alumbre”

LA VOZ DEL EXPERTO
Luis Muiño
Psicoterapeuta

“Estamos pasando de una sociedad en la que prima la colectividad, y en la que por tanto se toca más, se es más expresivo y espontáneo, a otra más individualista, como es la anglosajona o la centroeuropea, donde se reprimen las emociones. El mundo en general tiende hacia esto último”.

Carlos San Martín
Presidente de la Asociación para la Promoción Integral de la Salud Sexual en Colombia

 

“Cada día nos tocamos menos. Somos más individualistas, estamos más a la defensiva. La cercanía de otra persona nos tensa. Sólo hay que ver la incomodidad que vivimos cuando entramos en un ascensor que va lleno, o en el sistema de trasporte masivo. Cada vez ponemos más límites. Y eso, creo, no es bueno”.

Delia Steinberg Guzmán
Directora Fundación NeuropsiquiÁtrica Nueva Acrópolis

“La gente cree que ama y cree que piensa, pero no está muy convencida de la autenticidad de sus afectos ni de sus opiniones. La prueba está en la rapidez con que muchos cambian de opinión y de pareja... Los vínculos paternales y filiales se mantienen a veces por necesidad o por convencionalismo, pero falta verdadero cariño y la expresión natural de ese cariño. Faltan palabras y gestos espontáneos que indiquen la existencia de unos lazos afectivos.
Veo dos problemas: falta de ideas y sentimientos -porque no se nos ha educado ni preparado para desarrollarlos- e imposibilidad de expresar lo que no tenemos o tenemos de manera muy vaga e indefinida.

Creo que se impone revalorizar el ámbito de los sentimientos y reconocerlos como positivos, concediendo a cada uno de ellos el papel que puede y debe jugar en nuestras vidas. Queda en nuestras manos controlar o evitar las emociones nefastas y potenciar las que son beneficiosas, y revalorizar asimismo la capacidad de pensar, de analizar, de escoger, de decidirse y tomar determinaciones actuando en consecuencia; sobre todo, aprender a razonar uno mismo sin dejarse influenciar por lo que es aceptado o no por las corrientes de opinión.

De allí a una correcta expresión, sólo queda un paso. Es imposible sentir de verdad y no manifestarlo, tanto como es imposible pensar sin actuar de manera acorde a esas ideas”.

dos claves

Para celebrar el fin de año, la familia suele reunirse, sentarse alrededor del árbol navideño que aún está puesto y hablar horas interminables sobre todo y nada.

En ocasiones, los temas de conversación se ponen…álgidos. En algunas familias, las discusiones se presentan y lo que parecía ser un fin de año espectacular, termina convertido en una batalla campal. A continuación, dos claves para mantener la paz en la reunión de año nuevo o, cuando menos, para que usted no sea quien atice más el fuego.

1. Ante un problema, no conteste de inmediato: El contestar rápidamente, con las emociones en juego, lo pondrán en una situación difícil de controlar.
2. Opiniones a favor o en contra: Este tipo de opiniones lo exponen a usted a ser blanco de rencores y rivalidades. Si tiene que opinar acerca de algo, no lo haga radicalmente. Es probable que las otras personas tengan una opinión muy distinta a la suya. Si va a opinar, explore el terreno antes. Pregunte usted primero y deje que los demás expongan sus ideas. Esto le dará tiempo a escuchar, analizar y generar una respuesta adecuada y consistente, que pueda mantener a todos sus oyentes contentos.

LISTA
Demostrar los sentimientos de manera correcta

1 Con la pareja

• Hablar de forma abierta y con honestidad.
• Decir constantemente cuánto se quiere y se ama a la pareja.
• Elegir una actividad que guste a lo dos.

2 Con las amistades

• Mantener comunicación constante.
• Agradecer siempre por su presencia.
• Saber dar o recibir consejos.
• Salir al menos una vez por semana o hablar con ellos por teléfono de forma regular.

3 Con la familia

• Llamar al miembro de la familia que más frecuentabas e invitarlo a tomar un café.
• Planear juntos una reunión familiar.
• Expresar sentimientos positivos a los hermanos.
• Enviar de vez en cuando mensajes de correo electrónico, mensajes vía celular o cartas tradicionales, donde puedes demostrarles todo lo que sientes.

trucos

En vez de decir ¡Por supuesto que no! Usar: No puedo asegurarle que va a ser posible.
En vez de: ¡No me importa lo que pase! Usar: No veo motivos para preocupaciones.
En vez de: ¿Pero yo qué tengo que ver? Usar: Inicialmente, yo no estaba participando de este proyecto.
En vez de: No lo voy a hacer por nada del mundo. Usar: Hay razones de orden técnico que imposibilitan la realización de esta tarea.
En vez de: ¡A mí no me avisaron! Usar: Tal vez tenemos problemas de comunicación interna.
En vez de: Esta persona no entiende nada… Usar: Tal vez no esta familiarizado con el problema.

soy distante

Mario Guerra, un joven fotógrafo de 25 años, cuenta su percepción sobre sí mismo, al ser tachado como una persona fría y distante.
“Alguien hace un tiempo me dijo que era muy seco, yo sin la idea concreta de esta palabra me puse a investigar, a indagar su significado, y encontré que en realidad, en cuanto a mis sentimientos y a mi manera de proceder con ellos, soy seco y distante.

Soy una persona que no expresa con palabras lo que siente. Hasta ese día me consideraba una persona muy cariñosa, entonces entré en contradicción.
No creo en las palabras, creo en los hechos, en demostrar lo que siento a través de hechos, de caricias, de apoyo, de dar todo lo que siento pero sin expresarlo con palabras, sin dejar salir mi voz.

La realidad es que se me hace difícil decir: te quiero, te necesito, te extraño, te amo (nunca lo he dicho), no puedo vivir sin ti, eres mi adoración”.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad