HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 05:40 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-12-31 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Y ahí con los ojos cerrados medito que el hombre por más inteligente que sea no podrá nunca hacer las maravillas que hace Dios.  
Pero, ¿qué ocurre? No estoy sola, allí muy cerca están dos hombres. ¿Quiénes serán? Me pregunto. ¿Quién viene al bosque un 24 de diciembre? ¡Ajá! Son Esteban y Francisco. Los conozco porque son hijos de personas muy importantes del pueblo que vienen de la ciudad. Ellos están de vacaciones y estudian en una universidad muy prestigiosa. Me quedo quieta, esperando lo que van a hacer este par de personajes, pero claro, ahora recuerdo, Esteban es amante de la caza.
Esta mañana Esteban invita a Francisco al bosque, no precisamente a admirar ese hermoso conjunto de colores, aromas y cantos de esos maravillosos habitantes que allí conviven inocentes y desamparados a los gustos y caprichos del hombre.

“Allí viene”, dice Esteban.Es un ave de preciosos colores. Pienso, esa ave que esta mañana ha dejado su nido con sus pequeños polluelos, que hambrientos esperan el regreso de sus padres.

“Es un  precioso ejemplar!”, dice Francisco. Eso no es nada, espera que venga la bandada grande, comenta Esteban y sí, ahí vienen haciendo figuras en el cielo, graznan y mueven sus alas saludando a nuestro Padre Dios.

Miro, contemplo y medito sobre la grandeza de Dios al regalarnos cosas tan bellas. Y así duré pocos segundos cuando del centro del bosque se escucha varios disparos. Veo caer aquellos ejemplares. De ese hermoso espectáculo sólo queda el dolor y la tristeza de aquellos pequeños polluelos que no volverán a ver a sus padres. Son tan pequeños que no pueden volar para conseguir sus alimentos y la lluvia caerá y enfriará sus pequeños cuerpos y también morirán. Pero, debemos estar contentos, nuestro ilustre cazador hoy cobró muchas piezas de inocentes aves pues es su deporte favorito. Hay que celebrar. Ahora el bosque y las plantas gimen de dolor y de vergüenza al ver como el hombre destruye la obra de Dios.

Bueno, me voy a casa triste y con la cabeza baja, y me pregunto si lo que sucedió es un regalo del hombre a Dios.
Reflexión: Cuidemos nuestros bosques, ríos aves y todo lo que Dios nos regala.

Sandra Osorio

Gratitud con EuclIdes

La comunidad residente en la urbanización Parque San Remo está muy agradecida con el periodista Euclides Ardila Rueda por la página que publicó el pasado lunes.

Nuestro vecindario quedó muy complacido con la forma tan profesional como se presentó el conjunto residencial, sus fotos e historia y sobre todo la forma como se resaltó a nuestra gente y al señor Jorge Uribe, quien con su decoración navideña siempre ha sido un orgullo para nosotros.

Aplaudimos e invitamos a Vanguardia Liberal para que continúe con esa periodística labor para conservar la memoria histórica de los barrios de Bucaramanga. Muchas gracias.

Jorge Duarte


Salvados por decreto

La Administración Local expidió el decreto que, a modo de salvavidas, la rescató de ser simbolizada como una de las pesadillas del año en un legendario carrancio.

Con esta decisión, comparable con otras de épocas de inquisición, se censuró el mecanismo popular para expresar el desacuerdo y repudio hacia actores de la vida pública y situaciones que el pueblo considera nocivos o que han vulnerado sus sentimientos.
Así se considera a la Administración de Bucaramanga y el pobre desempeño de sus funcionarios.

 La invasión del espacio público, los huecos, la creciente inseguridad y el caos vehicular son algunos ejemplos.
Con las ganas de ver una ciudad mejor se fue una tradición que en parte calmaba la tusa  de sentir frustración, al desahogar convirtiendo simbólicamente en cenizas los pésimos recuerdos de quienes debieron quemarse previamente en urnas.

Raymundo Vanegas Torres


Los precios de la gasolina

Hace  meses aumentaba el precio del combustible hasta dos veces por mes. La excusa  se sostenía en los altos precios del petróleo en el ámbito mundial.
Hoy estos valores son los más bajos en los últimos 40 años y en nuestra querida ‘Locombia’  los precios de la gasolina siguen siendo los más altos del mercado latinoamericano.

No hay una excusa por parte del Gobierno para la no baja del preciado líquido, y el pueblo sigue siendo el más perjudicado con esta actitud arrogante de nuestros gobernantes.

Lo peor del cuento son las medidas que se encuentran en las estaciones de servicio  Falta un verdadero control que meta en cintura estos señores que se están acaudalando con el engaño a todos los usuarios. Si llegamos a una estación de servicio a comprar un galón de gasolina o Acpm lo que nos venden es algo menos de la mitad de la medida oficial.

Antonio Rueda

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad