Las diez preguntas que significan: “¡huye!” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-04 05:00:00

Las diez preguntas que significan: “¡huye!”

Es de conocimiento popular que hay preguntas indiscretas que en lugar de lograr el objetivo de obtener información, hacen irritar a la otra persona.
Las diez preguntas que significan: “¡huye!”

En el peor de los casos, hará ver a una mujer como una tonta y a un hombre como un insensible. O terminarán en una pelea que no debió producirse y que arruinó un momento especial.

Y al final de cuentas, la verdadera pregunta es… ¿era necesario?
A continuación, el top ten de preguntas que un hombre y una mujer no quieren escuchar… Y es definitivo.

LISTA
Las diez de una mujer

1 ¿Cuánto pesas?
No importa si estas llenando los papeles del Seguro Social o una simple encuesta. Si no quieres un ojo morado –exagerando, claro- no preguntes eso.

2 ¿Cuántos novios has tenido?
¿Por qué? ¿Acaso va  a salir con ellos ahora? No, sólo sale contigo, entonces…¿qué importa?

3 Eres igual a tu mamá.
Bueno, esto no es una pregunta pero… ya sea de manera involuntaria o por cuestiones de genética, en ciertos aspectos una mujer terminará imitando a su mamá. Claro, ella nunca lo reconocerá y se sentirá ofendida. Es… complicado. Así que lo mejor es pasar por alto esta comparación.

4 ¿Cuánto costó esto?
Todos sabemos que cuando preguntas esto, lo que realmente estás diciendo es: “¿por qué gastas en esta tontería? Eres incapaz de ser una buena consumidora. Bueno, tal vez no tanto pero… a las mujeres les molesta saber que su pareja es un tacaño y lo peor es que si llevan saliendo mucho tiempo… se lo contará a sus amigas.

5 ¿Por qué tenemos que limpiar?  
Si vives con ella, será mejor que lo hagas. Dará vueltas sobre ese punto una y otra vez. Y lo peor, es que tendrás que hacerlo en todo caso.

6 ¿Te vas a poner eso?
Es un insulto. La relación podría terminar por eso… si es una diseñadora de modas.

¿Eres feminista?
Si no lo es, un hombre le estará diciendo a una mujer: “fanática” y si lo es… probablemente él no quiera escuchar esta respuesta.

8 ¿Te vas a comer eso?
Es igual a que le digas que esta gorda.

9 ¿Por qué eres tan sensible?
En teoría, todas las mujeres son sensibles. Algunas lo demuestran menos que otras pero… además, con esta pregunta le estás diciendo que es una dramática y no querrás que ella piense eso… la discusión durará por horas.

10 ¿Eres activa o pasiva?
¿A qué mujer le gusta que le pregunten eso?

Las diez de un hombre

1 ¿Me veo gorda?
Jamás sabrá como responder correctamente a esta pregunta. Lo podrás una situación incómoda y pensará enseguida: es como todas. Y tal vez no le guste.

2 ¿Me amas?
Sin comentarios. Si lo siente, lo dirá.

3 ¿Ella te parece atractiva?
Por qué quieres torturarte de esa manera, parecer una celosa y ponerlo sobre aviso. Es absolutamente innecesario.

4 ¿Qué fue lo que pasó en tu anterior relación?
Sólo dirá lo que una mujer quiere oír.

5 ¿Cómo va nuestra relación?
Esta pregunta es muy importante para una mujer. Sin embargo, ellas no deberían hacer esta pregunta porque ponen mucha presión sobre su pareja. Además, la relación es de los dos, ¿por qué él debe contestar esta pregunta?

6 ¿En qué piensas?
Una mujer que pregunta esto esta diciendo: “quiero saber no sólo lo que haces, incluso lo que piensas… y si lo vas a hacer”.

7 ¿Te diviertes más con tus amigos que conmigo?
Es un tipo de diversión diferente y es mejor que una mujer lo sepa antes de que él salga huyendo y realmente prefiera estar con sus amigos que con ella.

8 ¿Es más bonita que yo?
¿Qué podría responder un hombre que haría feliz a una mujer?
No creerá nada de lo que diga.

9 ¿Me llevas el bolso?
No, definitivamente no.

10 ¿Quieres ir conmigo a una reunión con mis amigas?
A menos que la mujer quiera que alguna se lo lleve, no hará esta pregunta. Si va, lo hará por ella y se aburrirá un montón. Y si acaso se divierte, ella se pondrá celosa.

Cómo hablar con un hombre

Pregunte esto: ¿Qué piensas?
No: ¿Cómo te sientes?
Porque: Ellos saben cómo responder a la primera pregunta, pero la segunda los pone nerviosos.
Sí: Me gustaría que intentaras decirme esto de una manera menos ofensiva.
No: No me entiendes.
Porque: La mala comunicación es culpa de los dos.  
Sí: Vamos a dar una vuelta.
No: Siéntate, vamos a hablar.
Porque: Los hombres se ponen menos tensos si están haciendo algo físico.
Sí: Diga las cosas una vez.
No: No diez veces.
Porque: Para un hombre, la repetición hace que una frase tenga menor significado.

LA VOZ DEL EXPERTO
ANA ROSA J.
Psicóloga

“Las mujeres expresan más sus sentimientos. Está sobradamente comprobado por estudiosos. El cerebro femenino tiene mucho más zonas relacionadas con el lenguaje verbal que el cerebro masculino. La diferencia es tal que una mujer normal utiliza entre 6.000 y 8.000 al día. Los hombres son mucho menos comunicativos porque utilizan de media entre 2.000 y 4.000 palabras diariamente.

Los centros del cerebro femenino para el lenguaje y el oído tienen un 11% más de neuronas que los hombres, y que también es mayor su hipocampo -el lugar donde se forman la emoción y la memoria. Además tienen más circuitos cerebrales para el lenguaje y la observación de las emociones de los demás. Esta formación del cerebro femenino es lo que hace que las mujeres sean más dialogantes, sepan leer con más facilidad las caras del interlocutor y recuerden mejor los detalles”.

JUAN FRANCISCO GRANADA
Psicólogo

“Si no tienes nada bueno, verdadero y útil, es mejor quedarse callado y no decir nada. Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la comunicación de la persona que habla contigo. Si no tienes nada bueno, verdadero y útil, es mejor quedarse callado y no decir nada. Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la energía.

Hay quien piensa que hablar es en realidad pedir de forma encubierta. Así que las personas que hablan sin parar casi siempre están pidiendo cosas de cuya necesidad ni siquiera son conscientes o, quizá, ocultando lo que realmente les importa”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Óscar Osorio
Especialista en coaching y coaching de parejas

“Es necesario motivar a la pareja como persona, decirle sin temor ni vergüenza lo buena pareja, madre, amiga, amante que es. Y decirlo sinceramente, sin sentirse menos por reconocerlo.

Se debe hacer sentir a la pareja que es la persona en la que más se confía (así debe ser, no basta decirlo, también hay que sentirlo).
El hombre debe saber escuchar a su pareja (ellas necesitan más ser escuchadas que ellos) y compartir sus temas con la mujer (sin dar respuestas evasivas).
Reconocer nuestros errores. Hay detalles pequeños, pero importantes, como apagar la TV a pesar de que es hora de la novela, apagar la laptop al llegar a casa, etc.

En resumen, se trata de hacer feliz a la pareja, apoyarla y motivarla constantemente y entregarse totalmente”.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad