Llegó el Comandante y mandó a parar | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 02:56 am

Llegó el Comandante y mandó a parar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-04 05:00:00

Llegó el Comandante y mandó a parar

As√≠ dice una salsa o un son montuno cubano, que sintetiza los 50 a√Īos de la revoluci√≥n cubana. No recuerdo qui√©n es su autor, y si la canta el Compae Chipuco, o quiz√°s otro virtuoso de esa hermosa m√ļsica antillana, que tiene un no s√© qu√©, que nos pone a vibrar. Cada vez que suena en la radio subo el volumen. Dejo a Chucho Rey que me ilustre.
Llegó el Comandante y mandó a parar

Lo que s√© es que no fue hecha en Miami por alg√ļn percusionista nost√°lgico, a la espera de la muerte de Fidel, mientras bebe Jonhnnie Walker, que igual sigue tan campante. Dicen que Fidel se ha propuesto vivir 140 a√Īos y batir el r√©cord de longevidad, y con ello la revoluci√≥n llegue a los 100. Es posible, bebe vino tinto, come pescado, mariscos y verduras, y sepult√≥ todo su pasado burgu√©s, todo lo que aprieta, acalora y fastidia, como lo hizo con Cuba mediante un r√©gimen de hierro para un pueblo goz√≥n. Gandhi se propuso lo mismo, dijo que vivir√≠a 130 a√Īos, para lograr liberar y unificar la India.

Sepult√≥ tambi√©n su t√≠tulo de abogado, sus corbatas y trajes ingleses de cuando vivi√≥ en Londres y visti√≥ como los campesinos, con taparrabo. Su dieta de d√°tiles y agua con miel de abejas, le permiti√≥ los ayunos con que fue derrotando Ministros y Virreyes hasta el soberbio Churchill. Todo hubiese sido posible si una bala no lo env√≠a al Nirvana. En todo caso Fidel Castro puede llegar a ser tan viejo como una piedra, porque con su terquedad de gallego, heredada de su padre, lo lleva a pensar que su socialismo a la cubana, su gran sue√Īo, podr√° concretarse a pesar de ser un sue√Īo.

Un sue√Īo como la utop√≠a, de Tom√°s Moro, un para√≠so id√≠lico, en donde todos estar√°n satisfechos, sanos y felices y en las tardes se ir√°n con sus ca√Īas a pescar, o a una bodeguita a bailar son. Sue√Īo de la humanidad desde siempre. Hasta ahora la revoluci√≥n cubana ha sobrevivido a 10 gobiernos de EU, a la ca√≠da de la URSS , a las agon√≠as de Wall Street, a las aventuras en √Āfrica, a la embestida de los narcos, a las patanadas de Ch√°vez, y a la larga nariz de David Murcia que asom√≥ hasta all√≠. Todos han querido tener a Cuba para s√≠.

Alejo Carpentier nos recuerda en ¬ďEl Siglo de las Luces¬Ē que Cuba fue el lugar de convergencia del mundo como lo fue el Mediterr√°neo. En los bares de la Habana, sin importar lo que dijese Fernando, Carlos el extraviado, o el Papa, una endiablada Babel, piratas holandeses, tripulaciones chinas y turcas se entend√≠an con espa√Īoles, franceses e ingleses, en una monserga que el ron hac√≠a entendible a risotadas. El √©xito de la revoluci√≥n quiz√°s est√© en eso en su multirracialidad, defecto y ventaja de los pueblos. O tal vez se pueda resumir en una frase de Fidel en una carta a Carlos Franqui, ¬ď¬Öes mejor pecar por exceso que por defecto, lo que s√≥lo lo puede llevar a uno al fracaso¬Ē. En Cuba todo se hizo con exceso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad