Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
21ºC
Actualizado 08:08 pm

Poesía eterna | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-04 05:00:00

Poesía eterna

Hace cuatro a√Īos reun√≠ una selecci√≥n multiling√ľe de medio centenar de poetas y poes√≠as en un proyecto de traducci√≥n que qued√≥ trunco. Retornan hoy, al azar, algunos versos. Dante y Beatrice: ¬ďM√≥strasi si piacente a chi la mira /que da per gli occhi una dolceza al core/che intender non la s√° chi non la prova¬Ē.
Poesía eterna

(Mu√©strase tan gustosa a quien la mira / da por sus ojos tal dulzura al coraz√≥n/ que no sabe entender quien no la prueba). Petrarca y Laura: ¬ďOr sia chi fine al mio amoroso canto:/secca √® la vena dell usato ingegno, e la c√©tera mia rivolta in pianto¬Ē. (Ya terminado mi amoroso canto/seca la vena del usado ingenio/y la c√≠tara m√≠a revuelta en llanto). Ronsard en el siglo XVI y Yeats en el siglo XX trataron el mismo tema: la mujer amada, anciana ya, sentada y meditabunda frente a la chimenea. ¬ďQuand vous serez bien vieille, au soir, √† la chandelle/ assise aupr√©s du feu, devisant et filant¬Ē...¬ĒWhen you are old and grey and full of sleep/and nodding by the fire, take down this book¬Ē/. En su Sonnet d¬íAutomne LXIV Baudelaire preguntaba: ¬ďComme moi n¬í est tu pas un soleil automnal? /√Ē ma si blanche, √ī ma si froide Marguerite?¬Ē ¬ŅNo eres t√ļ, como yo, cual un sol oto√Īal? /

¬ŅOh mi muy blanca, oh mi muy fr√≠a, Margarita?/). Rub√©n Dar√≠o, ¬ďCanci√≥n de oto√Īo en primavera¬Ē: Juventud, divino tesoro/ ya te vas para no volver/. Antonio Machado, cantaba al atardecer: ¬ďEn el coraz√≥n ten√≠a/ la espina de una pasi√≥n; /logr√© arranc√°rmela un d√≠a. / Ya no siento el coraz√≥n¬Ē/. Pablo Neruda escribi√≥: ¬ďPuedo escribir los versos m√°s tristes esta noche¬Ē¬Ö ¬ďEs tan corto el amor y es tan largo el olvido¬Ē. Francisco Luis Bern√°rdez sent√≠a el transcurrir del tiempo: ¬ďY el tiempo que discurre hacia la muerte/no existe por el tiempo que ha pasado/sino por el que falta para verte¬Ē/.

Le√≥n de Greiff am√≥ para siempre a √©sa mujer: ¬ďQuise una vez y para siempre. / -Ya la quer√≠a desde anta√Īo - / a √©sa mujer en cuyos ojos /beb√≠ mi j√ļbilo y mi da√Īo¬Ē/. Otto de Greiff a√Īoraba un antiguo amor: ¬ďAl correr alevoso de los d√≠as acaso/ en una tarde limpia nos habremos de ver/¬Ö/y yo, casi llorando, quiz√°s por vez primera/no queri√©ndote ver - Amor de primavera/ ¬°Amor de juventud que con ella se fue!¬Ē//. Verlaine evocaba sus sue√Īos: ¬ďJe fais souvent ce r√™ve √®trange et p√©n√©trant /d¬í une femme inconnue, et que j¬íaime et qui m¬íaime¬Ē. (Ese sue√Īo frecuente, extra√Īo y penetrante; / de una mujer desconocida que amo y que me ama/). Eduardo Castillo en El √°rbol que canta, (Difusi√≥n), cantaba: ¬ďYa el oto√Īo lleg√≥ y a√ļn busco a aquella/ novia lejana en cuyo cuerpo leve¬Ē/¬Ö ¬ďMas pienso a veces que quiz√° no existe¬Ē/... /¬ĒO que este loco af√°n en que me abraso/ la busca en una sola cuando acaso /se halla dispersa y difundida en todas¬Ē/. Juan Ram√≥n Jim√©nez quer√≠a recordarla: ¬ď¬ŅC√≥mo era, Dios m√≠o, c√≥mo era?/ - ¬°Oh coraz√≥n falaz, mente indecisa.¬† /¬ŅEra como el pasaje de la brisa? / ¬ŅC√≥mo la hu√≠da de la primavera?¬Ē.

Pushkin dijo a su amada: ¬ďYa bas liuv√≠l, liub√≥v, iesch√≥, buiti m√≥schit¬Ē. (Yo te am√©. Te he amado todo lo m√°s que puede amarse).

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad