Pensamientos de primero de enero | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-04 05:00:00

Pensamientos de primero de enero

Siento todav铆a la cabeza pesada de los excesos de la noche anterior, en comida y bebida, trasnocho, humo de tabaco pero con la satisfacci贸n de haber quemado en el peque帽o carrancio familiar, todas las malas cosas del a帽o pasado y empacado en una peque帽a cajita las buenas intenciones del a帽o que reci茅n se inicia.
Pensamientos de primero de enero

Me da vueltas en la cabeza un pensamiento repetitivo de por qu茅 las empresas no se articulan y vivimos en medio de negocios inconexos. Estudiando lo que ocurre en otros pa铆ses encuentro tendencias parecidas pero que finalmente se superan, nunca solas, sino a trav茅s de algo o alguien que articula.

La raz贸n de la rotura de los eslabones en la cadena radica en el negociante que tenemos dentro y que quiere insumos baratos y precios de su producto altos.

聽Puesto que se nos mide en plazos cortos como el mes, el semestre o el a帽o, no hay tiempo para pensar en lo que le pueda pasar a nuestro proveedor o a nuestro cliente que tambi茅n tienen las mismas angustias y su permanencia en el negocio depende de c贸mo se manejan las fuerzas. As铆, a veces ganamos o perdemos, sin poder avanzar en forma constante c贸mo ser铆a el ideal.

Las condiciones para articular las cadenas, tr谩tese de carnes o de cualquier otro bien, depende de dos requisitos b谩sicos: el pensamiento de largo plazo y una relaci贸n de gana-gana, que va en contrav铆a del pensamiento de negociante puro que caracteriza a muchos de nuestros empresarios. Lograrlo en forma voluntaria es algo menos que imposible pero finalmente las consecuencias superan los ego铆smos. Se ha logrado abonar el campo con tal ineficiencia, que algo o alguien articular谩 el desorden qued谩ndose con la mejor parte del mercado.

Cuatro grandes multinacionales manejan el mercado de los granos en el mundo. No m谩s de tres empresas en cada uno de los pa铆ses desarrollados o no, manejan m谩s del 50% del mercado de carnes. Lo han logrado porque entendieron lo f谩cil que es crecer en un mercado desarticulado. Qu茅 bueno ser铆a trabajar con la tranquilidad de unos insumos estables y competitivos, de un mercado con precios rentables y donde podamos dedicar nuestro mejor esfuerzo a ser m谩s productivos, a mejorar la calidad de nuestro producto y a ver que nuestros vecinos vayan tambi茅n por buen camino. Qu茅 malo es ver que nuestros insumos valen el doble que en los dem谩s pa铆ses similares y que los precios de nuestros productos dependen en buena parte de la capacidad de nuestros gremios de influenciar al estado en las decisiones impositivas que definen lo que vamos a recibir por nuestro esfuerzo.

No ser谩 posible que los gremios traten de elaborar un plan de largo plazo que redunde en beneficio de todos? y que el estado entienda su verdadero papel de incitar al desarrollo y propiciar la investigaci贸n, arbitrando los posibles conflictos y no en una patria boba que, como los salarios, se definen los asuntos despu茅s de una obra de teatro mal montada y peor dirigida? Acost茅monos con esa esperanza o prepar茅monos para que alguien llegue y se quede con el mercado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad