Los pendientes del a√Īo viejo | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
25ºC
Actualizado 03:39 pm

Los pendientes del a√Īo viejo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-04 05:00:00

Los pendientes del a√Īo viejo

El a√Īo viejo nos dej√≥ muchos asuntos pendientes, problemas que no se resolvieron, procesos que no culminaron y decisiones que no se tomaron.
Los pendientes del a√Īo viejo

No me refiero a los problemas estructurales de la sociedad colombiana como la pobreza, la desigualdad y la miseria, que esperan solución desde siempre y que seguirán esperando hasta que haya un gobierno realmente comprometido con superarlos, sino a aquellos temas urgentes que fueron parte de la agenda cotidiana en el 2008 y que seguirán ocupando los titulares de los periódicos hasta que se resuelvan o por cansancio nos olvidemos de ellos.

El m√°s urgente, la liberaci√≥n de los cientos o miles de secuestrados que siguen pudri√©ndose en la selva. Es cierto que el a√Īo pasado se rescataron varios, unos negociados y otros en exitosas operaciones que golpearon a la guerrilla, pero tal vez porque ya est√°n libres los m√°s conocidos pas√≥ a un segundo plano la suerte de los dem√°s, casi an√≥nimos para la opini√≥n p√ļblica, y se tiene la impresi√≥n de que han disminuido los esfuerzos por liberarlos, con excepci√≥n de la idealista presi√≥n de los intelectuales a la guerrilla y las gestiones solitarias de Piedad C√≥rdoba.

El m√°s grave de los pendientes es el caso de los falsos positivos, es decir de los m√°s de mil casos investigados por la Fiscal√≠a de ejecuciones extrajudiciales de v√≠ctimas inocentes hechas pasar por guerrilleros para cobrar recompensas. Como lo dijo el mismo comandante de las Fuerzas Militares, ¬ďlos falsos positivos fue lo m√°s monstruoso que nos pas√≥ este a√Īo¬Ē, pero el Ministro eludi√≥ su responsabilidad pol√≠tica destituyendo sin f√≥rmula de juicio a 27 oficiales del ej√©rcito en una medida apresurada e in√ļtil: si son culpables no basta con la destituci√≥n, y si no lo son se cometi√≥ una injusticia.

En la pol√≠tica el gran tema pendiente es la suerte del referendo reeleccionista. Ya el presidente sali√≥ del closet y confirm√≥ que si est√° interesado en su segunda reelecci√≥n, como su vecino Ch√°vez a cualquier costo para las instituciones democr√°ticas, pero todav√≠a no es claro si vaya a lograr cambiar otra vez la Constituci√≥n para acomodarla a sus objetivos personales. Este a√Īo, lo mismo que en el 2008, el referendo va a paralizar al pa√≠s pol√≠tico y distraer al pa√≠s real, relegando en la agenda muchos otros problemas vitales para el futuro nacional.

Pero es en el campo de la Justicia donde quedaron más asuntos pendientes a pesar de los notables avances que hizo la Corte Suprema y los tímidos pasos que dio la Fiscalía. Por ejemplo el caso de la Yidis-política donde se está llegando a la asombrosa innovación del cohecho unilateral, en el que hay dos congresistas condenados por haber vendido su voto, pero todavía no hay culpables por haberlo comprado.

O el proceso de la parapol√≠tica donde hasta ahora les ha ido mejor a los congresistas que renunciaron a sus curules y que tal vez le apuestan a la inocencia por prescripci√≥n. O el proceso de ¬ďnegociaciones¬Ē con los paramilitares donde todav√≠a no ha habido ni Verdad, ni Justicia ni Reparaci√≥n a las v√≠ctimas, y por el contrario parece que la extradici√≥n de los grandes capos dilat√≥ a√ļn m√°s la consecuci√≥n de resultados concretos.

También en la economía quedaron muchos pendientes como la solución del problema de las Pirámides, las medidas para atenuar el impacto de la crisis internacional, o la recuperación del tiempo perdido en el desarrollo de la infraestructura de transporte. Pero su análisis quedará pendiente para otra columna.
                          *    *  *
ADENDA. El gobierno decidi√≥ aumentar el salario m√≠nimo en un porcentaje igual a la inflaci√≥n promedio del a√Īo pasado (7.67%). Es una decisi√≥n ilegal porque no mantiene el poder adquisitivo del salario, puesto que seg√ļn el DANE para los trabajadores de ingresos bajos el aumento anual de los precios fue superior al 9%. La Corte Constitucional tiene la palabra.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad