Publicidad
Publicidad
Mié Sep 28 2016
18ºC
Actualizado 10:00 pm

Los estudios de posgrado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-23 05:00:00

Los estudios de posgrado

Los estudios de posgrado

Trayendo el asunto a nivel nacional, de la educación impartida a principios del siglo XIX en los dos colegios mayores que había en Santa Fe y estaban autorizados por la Corona Española para ofrecer estudios universitarios, el Mayor del Rosario y el Mayor de San Bartolomé a hoy, ha habido un alto número de tropiezos que ha tenido que transitar el país durante cerca de 10 generaciones.

Los cada vez más exigentes requisitos académicos que el mercado laboral pide a quien aspire a un cargo y la competencia profesional, han sido fundamentales para el crecimiento y desarrollo de la educación.

Hace 100 años eran pocos los colombianos que lograban obtener un título profesional en las contadas universidades que había en el territorio nacional.  Hoy la realidad es distinta.

En Colombia hay más de un centenar de instituciones de educación superior y el obtener el título de pregrado no es suficiente garantía de buen futuro para quienes educativamente se forman. Las exigencias del siglo XXI se sitúan en los estudios de posgrado.

Es allí donde encontramos cifras que sorprenden. En Colombia hay hoy, autorizados por el Ministerio de Educación Nacional, 2220 cursos de posgrado.

De ellos, 1829 son a nivel de especialización, 331 a nivel de maestría y 60 son doctorados. Y algo más: en el año 2007, se matricularon en los diversos programas de posgrado que ofrecen nuestras universidades, 49726 colombianos.

Eso es bueno. Significa que el crecimiento de la población que se está educando ha aumentado en forma significativa en las últimas décadas.

Pero hay dos preguntas: ¿Los 2220 posgrados que se ofrecen tienen o no alta calidad académica? Y algo más: ¿Los controles que ejerce el Ministerio de Educación son suficientes y lo necesariamente exigentes para que nuestras universidades mejoren continuamente en su calidad académica?
Se estima que para el 2025 los profesionales que no tengan como mínimo un diploma a nivel de maestría tendrán muy poco espacio en el competido mercado laboral.

Ello lleva a formular un inquietante interrogante: ¿Es de igual valor el diploma de quien cursa estudios de posgrado en una exigente universidad que haya sido acreditada institucionalmente por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), cuyo  proceso de selección de aspirantes sea rígida y el mismo título expedido por una universidad laxa, que cuente con profesores poco exigentes? La respuesta es no y allí es donde está la gran falla pues ¿Cuántos de los 2220 cursos de posgrado valen realmente la pena? La respuesta pone a pensar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad