Llegó enero, con las promociones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-05 05:00:00

Llegó enero, con las promociones

Llegó enero, un mes considerado por los comerciantes como “valle”, es decir, de bajas ventas en comparación con noviembre y diciembre. Por ello, esa temporada –después del 15- se constituye en una oportunidad para realizar ofertas y rebajas con el fin de “conquistar clientes”. 
Llegó enero, con las promociones

Según Fenalco, tradicionalmente la segunda quincena de enero y durante febrero, la mayoría de las compras son de útiles escolares y lo básico para el hogar.

Es por ello que se valen de las liquidaciones para mejorar las ventas y acabar con el inventario que quedó, antes de inundar los almacenes con nuevas modas, colores y tendencias.

“Es claro que después del 15 de enero y hasta finales de febrero, no vendemos nada que no sea relacionado con la época escolar, por ello hacemos rebajas hasta del 50% en ropa del año pasado”, dijo Claudia Suárez, administradora de un almacén.

Jairo Camayo, experto en marketing y negocios, asegura que precisamente muchas personas han comenzado a ver estos meses de “vacas flacas” como una buena oportunidad para comprar, especialmente ropa y zapatos y los comerciantes deben aprovechar para vender.

En esos días esté atento a la publicidad, pero sea cuidadoso al momento de comprar, pues no todo es “tan bueno como lo pintan”.

Promociones y descuentos

Tenga en cuenta que aunque es una buena oportunidad para adquirir cosas, no hay que dejarse deslumbrar por los carteles de precios bajos; el consumidor debe asegurarse previamente que lo que compra rebajado es de buena calidad y que no se trata de artículos que el establecimiento ha puesto a la venta exclusivamente para la temporada de rebajas, o que tienen una calidad inferior.

Existen algunas opciones para mejorar las cosas durante estos meses, aquí le contamos cuáles son.

Las rebajas: Se realizan generalmente a comienzos de año y deben durar como mínimo una semana y como máximo dos meses. Además los productos rebajados no pueden haberse sacado a la venta expresamente para la ocasión, sino que tienen que haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes; su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

Recuerde que al cliente no se debe engañar. Los productos rebajados tienen que mostrar el precio antiguo y al lado el precio rebajado, y tienen que tener las mismas garantías que antes de las rebajas. No se pueden vender como productos rebajados los deteriorados, los de baja calidad o los adquiridos expresamente para esta finalidad.

Las promociones: Consisten en la venta a precio reducido o en condiciones más favorables que las habituales de productos concretos, con el fin de incentivar su venta o de potenciar el desarrollo de los establecimientos promotores.

Los saldos: Corresponden a la venta de productos, cuyo valor de mercado está disminuido por alguna razón: productos defectuosos, deteriorados, obsoletos... El comerciante debe especificar que se trata de saldos e indicar el tipo de defecto que aqueja al producto saldado. Los productos que vayan a ser objeto de una venta en saldos deben pertenecer al comerciante con una antelación mínima de seis meses antes de la fecha de comienzo de este tipo de actividad comercial.

Las liquidaciones: Son ventas excepcionales que pretenden agotar las existencias de algunos artículos o de todos, y están motivadas por causas de fuerza mayor: el negocio va a trasladarse, a cambiar de orientación, a cesar su actividad total o parcialmente, etc. El comerciante debe señalar el carácter excepcional de la venta.

Gratis: Esa palabra mueve montañas. Puede ofrecer un incentivo por la compra, pero tenga cuidado con esto. Las leyes colombianas son claras al respecto, si un artículo es gratis, es gratis. De acuerdo a las normas, están prohibidas las marcas, las leyendas y la propaganda comercial que no correspondan a la realidad, así como las que induzcan o puedan inducir a error respecto de la naturaleza, el origen, el modo de fabricación, los componentes, los usos, el volumen, peso o medida, los precios, la forma de empleo, las características, las propiedades, la calidad, la idoneidad o la cantidad de los bienes o servicios ofrecidos.

Siempre debe ser claro con el comprador y estipular las normas de manera clara. Decidir, por ejemplo, si acepta o no tarjeta de crédito para los productos con precios especiales, si tienen o no cambio, entre otros.

lista
Compras organizadas

Para que usted disfrute de las ofertas y promociones que se realizan durante esta temporada, tenga en cuenta los siguientes consejos:
•     Ser ordenado. Para no volver a casa con productos que jamás hubiese querido comprar, es esencial, antes de salir de compras, llevar una lista con lo que necesita adquirir y tener el tiempo necesario para poder elegir aquel producto que reúna la mejor calidad y el mejor precio.
• Comprobar calidad. Para no llevarse malas sorpresas gratuitamente, es muy importante no comprar alocadamente los productos que están en oferta.
• Revisar el ticket. Es importante que usted corrobore que el precio que aparece en el ticket o factura sea el mismo que estaba en la góndola.
• Respeto del precio. Usted tiene el derecho de exigir que se respete el precio del producto en góndola. El cajero no puede decirle que el precio cambió. El precio expuesto públicamente debe ser respetado.
• Cuidado con las tallas. Cuando en una tienda hay muchas tallas de un mismo producto, hay que tener especial cuidado. Puede ser síntoma de que no han vendido nada o de que han comprado el producto para venderlo en rebajas.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad