Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-07 05:00:00

Oasis

Hace tiempos una persona joven fue a pasar unos días de retiro espiritual bajo la guía de un santo monje.
Oasis

Lo que más quería era dominar su mal carácter porque la rabia era a veces en su pecho como la erupción de un volcán.
El buen monje le habl√≥ del amor, de ese Dios que siempre nos acompa√Īa y de la disciplina espiritual necesaria para crecer.
Un día lo llamó a conversar y el joven se quedó perplejo al ver cómo el monje le gritaba a una estatua y la golpeaba en el rostro.
La insólita escena se repitió varias veces y el joven, sin salir de su asombro, preguntó:
- Maestro, lo que haces es inexplicable. ¬ŅQu√© es lo que pretendes?
- Darte una ense√Īanza, repuso el maestro sereno y sonriente.
Quiero que esta escena se grabe en tu mente para siempre. Si aprendes a sosegarte y a entender a los dem√°s, ser√°s como esta estatua cuando recibas serios agravios. Permanecer√°s impasible o te ir√°s en paz si te hacen da√Īo. Eres t√ļ quien tiene el poder, no los que te injurian.
Había una vez un zar que se fue de cacería con su halcón predilecto y, pasadas las horas, sintió una sed devoradora.
Galopó en su caballo buscando una fuente y finalmente, encontró una vena de agua que goteaba entre dos rocas con lentitud.
El zar puso un vaso debajo de la gotera y esperó con paciencia a que el vaso se llenara.
Cuando se llenó y trató de beber el halcón se agitó y, con un golpe de ala, derramó el precioso líquido.
De nuevo el zar esperó a que se llenara el recipiente y el halcón revoloteó y regó el agua fresca.
Bastante contrariado el soberano llenó el vaso por tercera vez pero al tratar de beber el halcón se lanzó encima y esparció el agua alrededor.
Entonces el zar cegado por la cólera tomó al halcón, le apretó con fuerza el cuello y lo mató.
En ese momento llegó otro cazador y le dijo que esa agua estaba envenenada.
El zar abrazó el cadáver del halcón que trató de salvarlo guiado por su instinto y lamentó el terrible efecto de su ira irreflexiva.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad