Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
21ºC
Actualizado 06:16 pm

La controvertida revolución cubana | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-08 05:00:00

La controvertida revolución cubana

Hablar con alguna objetividad, con alguna neutralidad, sobre Cuba, es una de las cosas más difíciles. Tú pones el tema en cualquier reunión  e inmediatamente se dividen las opiniones y en algunas oportunidades se exaltan los ánimos. Incluso si la conversación es entre amigos.
La controvertida revolución cubana

Tengo a personas muy allegadas que atacan con vehemencia todo el proceso que ha vivido Cuba desde cuando llegó al poder Fidel Castro y lo hacen con argumentos serios.  Algunos de ellos han seguido de cerca todos los avatares de la vida cubana,  ya porque en repetidas oportunidades han visitado la isla,  o porque han leído y leído sobre este controvertido país. Otros lo defienden con razones no menos profundas y sustentadas.

Hay para todos. Con el tiempo la falta de garantías políticas, la limitación de la competencia política, las restricciones profundas a la libertad de prensa y la persecución implacable a los disidentes,  se han convertido en una mancha inmensa del régimen cubano. En toda América Latina se busca ahora una democracia más cualificada y se ha reducido el espacio para la vulneración de libertades públicas esenciales.

Con algún crecimiento que han experimentado las clases medias en todo el continente, también se han abierto muchas expectativas de movilidad social, la juventud acaricia la posibilidad de hacer valer su formación profesional obteniendo mejores salarios y acceso a variados beneficios que trae la globalización económica.

Eso, precisamente eso, se ha convertido en uno de los mayores pesos de la vida cubana y en uno de los elementos más criticados por quienes fustigan al gobierno isleño. La inconformidad de la juventud se percibe con mucha facilidad con solo tocar el suelo cubano y se ha transformado en el principal reclamo que se les hace desde afuera a los hermanos Castro.

Estas críticas ocultan unas realidades también verdaderas. En Cuba la violencia es tan limitada, tan escasa, que cualquier colombiano desfallecería de envidia ante este paraíso de paz.

También ante otro milagro: no se ve un indicio de miseria ni en las ciudades, ni en los campos. No hay un extendido confort, ni una oferta de servicios y de comodidades, todo es un poco precario, nada es realmente abundante y accesible, pero uno puede percibir que no hay hambre y que en sentido estricto no hay pobreza.

Quienes defienden al régimen cubano se apoyan siempre en la abolición del analfabetismo, en los altos niveles de educación, en la extensión de la atención en salud y en el nivel competitivo del deporte cubano. Todas estas cosas son ciertas y les sirven para disculpar un poco los lunares visibles del tipo de gobierno que tiene la isla.

Pero la confrontación ideológica alrededor del sistema cubano no cesará nunca, porque este pequeño país,  de la mano de Fidel Castro, se convirtió quizás en el lugar más influyente de toda América Latina y en uno de los proyectos políticos de más impacto en el mundo en los últimos cincuenta años.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad