Creer en el llamado | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
21ºC
Actualizado 07:10 pm

Creer en el llamado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-08 05:00:00

Creer en el llamado

Dios le otorga al hombre una voluntad, pero el hombre deber√° tomar las decisiones correctas.
Creer en el llamado

No necesitamos hacer la pregunta: ¬ď¬ŅC√≥mo s√© que he sido llamado?¬Ē, sino que deber√≠amos preguntar: ¬ď¬ŅC√≥mo s√© que no he sido llamado?¬Ē Se nos demanda que nos arriesguemos, que nos movamos, que confiemos en Dios, que comencemos.

Esto es lo que Jes√ļs siempre pregunt√≥ a los que vinieron a √Čl y le pidieron ayuda de cualquier clase. Algunas veces les pidi√≥ que expresaran su petici√≥n (¬ď¬ŅQu√© quieres que haga?¬Ē); para afirmar su deseo (¬ď¬ŅQuieres ser sanado?¬Ē) y muy a menudo para hacer algo positivo (¬ďExtiende tu mano¬Ē), antes de hacer su obra. Ten√≠a que haber evidencia de fe, alguna clase de inicio de parte de ellos.

El primer paso de beb√© en la fe es seguido por un caminar diario de obediencia y es a medida que continuamos con √Čl en su Palabra que somos asegurados que hemos sido, de hecho, llamados y no tenemos nada que temer. El temor m√°s com√ļn del verdadero disc√≠pulo, supongo, es su sensaci√≥n de indignidad. Cuando Pablo le escribi√≥ a los corintios, un grupo de cristianos que hab√≠an hecho terribles l√≠os a√ļn dentro de la iglesia misma, jam√°s dud√≥ del llamado de ellos; pues ellos estaban preparados para o√≠r la Palabra, para ser guiados y corregidos.

No fue la perfecci√≥n de la fe de ellos que convenci√≥ a Pablo de que eran llamados. Hab√≠an dado el primer paso. En ese inicio, Pablo hall√≥ evidencia de la fe de ellos: Tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios¬Ē (2 Corintios 3:4-5).

La gente joven a veces me dice: ¬ďMe muero si el Se√Īor me llama a ser misionero¬Ē, o palabras similares.

¬ď¬°Genial!¬Ē -les digo-. ¬ďEsa es la mejor manera posible de empezar. No ser√°s muy √ļtil en el campo misionero a no ser que ¬Ďmueras¬í primero.¬Ē Las condiciones para el discipulado comienzan con ¬ďmorir¬Ē y si tomas el primer paso, seguramente descubrir√°s que has sido ¬ďllamado¬Ē.

El deseo y la convicci√≥n juegan ambos una parte en la vocaci√≥n. A menudo el deseo viene primero. Puede ser que haya una inclinaci√≥n natural o que nazca un inter√©s gracias a una informaci√≥n recibida, o tal vez siente un anhelo inexplicable. Si estas sensaciones enga√Īosas son ofrecidas al Maestro y puestas bajo el escrutinio de su Palabra, ser√°n confirmadas de muchas maneras y se convertir√°n en una convicci√≥n. Lo √ļnico que faltar√° ser√° levantarse e ir.

Solo el creyente será capaz de oír el llamado. Viene de más allá, más allá de nuestra sociedad, más allá del clima producido por opiniones, prejuicios, rebelión y escepticismo, más allá de nuestros tiempos y gustos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad