Los damnificados del terremoto se alejan del infierno en Costa Rica | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 09:03 am

Los damnificados del terremoto se alejan del infierno en Costa Rica | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-10 05:00:00

Los damnificados del terremoto se alejan del infierno en Costa Rica

De entre la niebla, por caminos embarrados, emergen como fantasmas decenas de personas que han pasado la noche bajo plásticos y colchonetas, para alejarse de la peor de las pesadillas: el terremoto que azotó Costa Rica.
Los damnificados del terremoto se alejan del infierno en Costa Rica

Los abrazos y lágrimas dan paso a las preguntas sobre la suerte de la familia, vecinos, amigos o conocidos en esta carretera de Vara Blanca, en el epicentro del terremoto que el jueves sacudió en particular a esta turística que lleva al volcán Poás, a una cuarentena de kilómetros de San José.

Sobre el asfalto ya y con barro hasta las rodillas, lo √ļnico que desean es encontrar un veh√≠culo que les acerque a Poasito, cinco kil√≥metros m√°s all√°, desde donde salen buses que les alejar√°n del infierno.

Gisella Mora Padilla, una de las primeras evacuadas en helic√≥ptero de San Rafael de Vara Blanca, de unos 250 habitantes y fuertemente devastada seg√ļn los que de all√≠ han salido, se acaba de encontrar con los supervivientes de su familia.

Rosibel Ugalde, con las cuatro cosas que ha podido salvar de su casa, quiere poner tierra por medio hasta ver qué va a hacer.

Ha perdido su trabajo en el hotel Jardines de las Cataratas, totalmente destruido, así como su cosecha de fresas y casi todo lo que había en su casa. Atrás ha dejado el televisor y un armario intactos.
Aunque resignada, dice que ¬ďlo que importa es que estamos vivos¬Ē.

B√ļsqueda y rescate

Grietas, aludes de tierra, árboles caídos y el tendido eléctrico maltrecho dificultan la labor de los cuerpos de socorro, que ayer intentaron llegar a las zonas aisladas, donde se teme que se pueda agravar el balance de muertos y desaparecidos, mientras se reportaron 91 heridos.

La lluvia y la niebla dificultan las operaciones de rescate retrasando la llegada de helicópteros para participar en las labores de rescate, mientras máquinas excavadoras llegaban a la zona para despejar las carreteras.

Cientos de personas pasaron la fr√≠a noche en albergues habilitados en escuelas o tiendas de campa√Īa instaladas en fincas, despu√©s de que decenas de casas quedaran destruidas en esta zona agr√≠cola-ganadera y tur√≠stica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad