Correa advierte con sustituir trabajadores que protesten en horas laborables | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-10 17:40:08

Correa advierte con sustituir trabajadores que protesten en horas laborables

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que sustituirá a los trabajadores públicos que protesten en horas laborables, después de que los sindicatos convocaran el próximo 15 de enero a una movilización para reclamar un mayor aumento salarial.
Correa advierte con sustituir trabajadores que protesten en horas laborables

En su informe semanal de labores, emitido desde Cuba, donde realiza una visita oficial, el jefe de Estado aseguró que "se irán a su casa" los servidores públicos que paralicen sus actividades.

Respaldó su decisión en la Constitución que prohíbe la paralización de los servicios públicos y apuntó que los cargos que queden vacantes serán reemplazados por medio de concursos públicos.

El gobernante señaló que si desean protestar, los servidores públicos podrán hacerlo fuera de horas laborales o los sábados y domingos.

El pasado 8 de enero, los sindicatos de Ecuador convocaron a una movilización para el próximo 15 de enero, con el objetivo de reclamar un mayor aumento salarial al aplicado por el Gobierno en diciembre último, señaló el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Mesías Tatamuez.

"Los jubilados, todos los trabajadores del sector público (y los privados) hemos decidido ir a una gran marcha nacional", dijo Tatamuez, quien precisó que la protesta será indefinida, pues explicó que después del día 15 se realizarían otras, de forma gradual, en todo el país.

La movilización arrancará en Quito y después "la seguiremos haciendo gradualmente en todo el Ecuador", agregó Tatamuez, quien aseguró que el aumento de 18 dólares ordenado por el Ejecutivo, a finales de diciembre, significa un "un retroceso".

Los sindicatos exigen al Gobierno que cumpla su oferta de subir unos 30 dólares al salario mensual básico, que actualmente llega a 218 dólares, hasta que se equipare con la cesta básica de productos, que supera los 500 dólares.

Para este año, los sindicatos habían pedido un aumento de 60 dólares, mientras que el sector empresarial rechazaba cualquier tipo de incremento, por considerar que la situación actual de crisis internacional impedía asumir esos gastos.

El Gobierno, que dirime el aumento salarial en caso de que los sindicatos y la patronal no lleguen a acuerdos, decidió aumentar en un 9 por ciento el salario básico, lo que supone 18 dólares mensuales, aunque no descartó hacer un nuevo incremento a mediados de año.

El FUT, la mayor central sindical de Ecuador, rechazó la decisión del Ejecutivo por considerar que el peso de la crisis lo asumirán los trabajadores y los más pobres.

Al referirse a la crisis financiera, Correa dijo este sábado que 2009 será un año "difícil" para el país, pero indicó que su Gobierno tiene un plan para afrontar la situación y reiteró que, entre otras cosas, se deben limitar las importaciones en productos suntuarios.

Señaló que en los últimos años los emigrantes ecuatorianos han sostenido la economía del país e insistió en que se ampliarán las fronteras comerciales de su nación para lo que, entre otras cosas, se abrirán trece nuevas oficinas comerciales en el mundo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad