El drama palestino | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
27ºC
Actualizado 01:35 pm

El drama palestino | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-12 05:00:00

El drama palestino

Como esta guerra es de “diente por diente, ojo por ojo”, como esta guerra es igual a todas donde el odio sube hasta cielo y baja con más odio porque el odio seguirá rondando las cabezas de los palestinos después de esta matanza de inocentes.
El drama palestino

Porque el odio ha sido la gasolina para que se perpetúe esta guerra eterna entre Israel y Palestina alimentada por la tecnología por un lado y por la rabia por otro, pero el odio al fin y al cabo, dura más que la tecnología y en la guerra el tiempo no cuenta. Estos niños heridos ahora, más tarde se levantarán ya adultos y con barba en nombre de un dios guerrero con la misión de destruir ese enemigo poderoso, ese enemigo que tiene un ejército como un reloj que tira bombas racimo en las escuelas y los hospitales y los masacra siempre, pero ese ejército cruel como todos los ejércitos no hará sino ahondar “el pozo negro en el que se van a sepultar todos” los vencedores y los vencidos, todos aquellos que sepultan inocentes.

¿Por qué Israel ataca con tanta furia?, porque se siente vulnerable y por eso ataca por aire y por tierra a este pueblo que vive en la miseria y al cual, y esto es lo grave, no ayudan los pueblos vecinos por absoluto miedo y por absoluta negligencia y desidia. Los pueblos vecinos que llevan el mismo Dios no han sido solidarios sino en el papel a la hora de defender a los palestinos que viven hacinados en un corredor de cemento. No tienen armas, no tienen organización, ni tienen poder y por eso el ejército de Israel responde con “una demoledora lluvia de acero”.

Este fuego no hará sino alimentar la cadena de odio y fanatismo de ese pueblo que crece entre cantos de guerra y lamentos. Ese odio es el arma más poderosa que derrota cualquier ejército como derrotaron a los americanos, el ejército más poderoso del mundo, en Vietnam. “A cualquier cataclismo de la naturaleza le sigue el silencio de Dios”, que nunca reivindica a miles de muertos. Nadie se escandaliza ni el Papa, ni los ortodoxos, ni los budistas llaman al cielo a que se calme esta matanza de la población civil. El triunfo de Israel no será duradero, mañana otra vez volverán los suicidas a volar israelitas en los supermercados y así indefinidamente hasta la otra guerra.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad