HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-13 05:00:00

HAGASE OIR

Definitivamente estas historias ofenden Observé en los medios de comunicación, que un privilegiado estudiante de medicina, huérfano de un individuo que mediante conocidos acuerdos electorales fue al Congreso a contestar lista por seis meses,
HAGASE OIR

hered√≥ la pensi√≥n de diecis√©is millones de pesos que ven√≠a recibiendo su padre por su extenuante trabajo como benefactor de la patria, abultada pensi√≥n que no obstante haber terminado estudios, tener 27 a√Īos y estar trabajando en un hospital, contin√ļa recibiendo por disposici√≥n de sistemas prestacionales inicuos y de esa peligrosa figura jur√≠dica conocida como Tutela, ben√©fica contra muchas iniquidades pero profundamente peligrosa en manos de jueces venales.

Cu√°ndo ser√° que los se√Īores del Congreso, especialmente los que predican la igualdad y la justicia social, legislan para que estas iniquidades no contin√ļen su curso ¬ďlegal¬Ē en un pa√≠s donde el que logra conseguir trabajo tiene que hacerlo por casi dos a√Īos para conseguir lo que il√≠citamente, en 30 d√≠as recibe el huerfanito del cuento.

Luis Mart√≠n Parra Carre√Īo

Aclara Saycoy Acinpro
    
Quiero referirme a la carta remitida por el se√Īor Pedro J. Chinchilla Meza, publicada en la Secci√≥n ¬ďH√°gase O√≠r¬Ē de ese peri√≥dico, en su edici√≥n del pasado 29 de diciembre de 2008, titulada ¬ďSayco Acinpro, el castigo de los comerciantes¬Ē.

Es completamente falso que el art√≠culo 164 de la Ley 23 de 1982 no considere como ejecuci√≥n p√ļblica de m√ļsica, a los efectos del pago del derecho de autor, ¬ďla realizada por los comerciantes que no tengan ning√ļn beneficio econ√≥mico por dicha ejecuci√≥n, los cuales ser√°n categorizados por el Ministerio del Interior¬Ē.

Se equivoca el se√Īor Pedro J. Chinchilla Meza al fundar todas sus opiniones en el texto de dicha norma modificado por el art√≠culo 84 de la Ley 962 de 2005, toda vez que esta √ļltima norma fue declarada inexequible por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-120-06 de 22 de febrero de 2006, con ponencia del magistrado Alfredo Beltr√°n Sierra. Actualmente, la √ļnica exoneraci√≥n del pago que contempla el referido art√≠culo 164 de la Ley 23 de 1982 es la que est√° instituida respecto de los establecimientos educativos, no as√≠ para los comerciantes en cuyos establecimientos se realiza ejecuci√≥n p√ļblica de m√ļsica, quienes est√°n obligados a obtener y pagar por la autorizaci√≥n de parte de SAYCO y ACINPRO.

As√≠ las cosas, el hecho de que un establecimiento comercial que ejecuta m√ļsica se beneficie de ella en mayor o menor medida, ser√° relevante a efecto de establecer a qu√© categor√≠a de usuario corresponde y cu√°l es la tarifa a pagarse, pero no existe ninguna exoneraci√≥n como la que el se√Īor Pedro J. Chinchilla Meza menciona o pretende equivocadamente en su carta.

Vale mencionar que, adem√°s de los bares, tabernas y discotecas, los establecimientos en los cuales se expenden diversas mercader√≠as y que ejecutan p√ļblicamente la m√ļsica, no solamente tienen la obligaci√≥n legal de pagar los derechos de autor y conexos, raz√≥n ya de por s√≠ suficiente, sino que encuentran en la m√ļsica un componente o insumo importante de su negocio, creando un ambiente determinante del √°nimo y la comodidad de los consumidores. No solamente es una obligaci√≥n legal, sino que es m√°s que justo y equitativo, que quien se beneficia por la ejecuci√≥n de m√ļsica en su establecimiento, reconozca y pague el derecho de quienes, con su trabajo, crean, interpretan y graban las obras musicales y de esta manera contribuyen a la cultura del pa√≠s.

Sayco Acinpro no pretende ser ¬ďel castigo de los comerciantes¬Ē, como tan equivocadamente afirma el autor de la carta en menci√≥n. De hecho cualquier comerciante puede prescindir de la m√ļsica en su establecimiento y de esta manera exonerarse de la obligaci√≥n de pagar el derecho de autor y conexo. Pero no se trata de eso, la cuesti√≥n radica en poder beneficiarse de la m√ļsica respetando los derechos de quienes aportan a los comerciantes un insumo de su negocio, un valor agregado de su establecimiento. Ya lo dec√≠a el mexicano Benito Ju√°rez: ¬ďEl respeto al derecho ajeno es la paz¬Ē.

Juan Carlos Monroy R. / Director Jurídico. Organización SAYCO ACINPRO

Analícelo Vargas

Es tradicional que cuando iniciamos un nuevo A√Īo, hacemos un an√°lisis o reflexi√≥n sobre todo los que nos pas√≥ y el futuro que nos espera. Ante lo segundo, posiblemente las frustraciones van a relucir en el entorno colombiano.

El salario m√≠nimo solo sube un porcentaje igual a la inflaci√≥n promedio del a√Īo pasado (7.67%); quedando en la p√≠rrica suma de $496.900.
Los contratos de arrendamiento serán reajustados de acuerdo a la inflación descrita. El Ministerio de Transporte anunció también reajustes cercanos al 8 % en todos los peajes del país.

El precio de la gasolina se continuar√° fijando a capricho del Gobierno y no por los est√°ndares internacionales que tienen en cuenta para esta normatividad el precio del Barril de Crudo.

El transporte, los alimentos y la vivienda con sus constantes alzas jalonar√°n cada d√≠a m√°s la inflaci√≥n. El Banco de la Rep√ļblica seguir√° despistado en lo referente a los datos de la inflaci√≥n.

Para el 2008 la fij√≥ en el rango de 3.5% al 4.5 %; siendo confirmada por el DANE en 7.67%. Muchos de nuestros compatriotas continuar√°n lastimados por los problemas de las pir√°mides y los falsos positivos.De √ļltimo quiero resaltar que seg√ļn la Superintendencia Financiera, hasta el mes de Noviembre del 2008, la Banca en Colombia solo registr√≥ utilidades por $ 8.6 billones de pesos: Anal√≠celo Vargas.

V√≠ctor Manuel Garc√≠a N√ļ√Īez
   

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad