HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-13 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

heredó la pensión de dieciséis millones de pesos que venía recibiendo su padre por su extenuante trabajo como benefactor de la patria, abultada pensión que no obstante haber terminado estudios, tener 27 años y estar trabajando en un hospital, continúa recibiendo por disposición de sistemas prestacionales inicuos y de esa peligrosa figura jurídica conocida como Tutela, benéfica contra muchas iniquidades pero profundamente peligrosa en manos de jueces venales.

Cuándo será que los señores del Congreso, especialmente los que predican la igualdad y la justicia social, legislan para que estas iniquidades no continúen su curso “legal” en un país donde el que logra conseguir trabajo tiene que hacerlo por casi dos años para conseguir lo que ilícitamente, en 30 días recibe el huerfanito del cuento.

Luis Martín Parra Carreño

Aclara Saycoy Acinpro
    
Quiero referirme a la carta remitida por el señor Pedro J. Chinchilla Meza, publicada en la Sección “Hágase Oír” de ese periódico, en su edición del pasado 29 de diciembre de 2008, titulada “Sayco Acinpro, el castigo de los comerciantes”.

Es completamente falso que el artículo 164 de la Ley 23 de 1982 no considere como ejecución pública de música, a los efectos del pago del derecho de autor, “la realizada por los comerciantes que no tengan ningún beneficio económico por dicha ejecución, los cuales serán categorizados por el Ministerio del Interior”.

Se equivoca el señor Pedro J. Chinchilla Meza al fundar todas sus opiniones en el texto de dicha norma modificado por el artículo 84 de la Ley 962 de 2005, toda vez que esta última norma fue declarada inexequible por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-120-06 de 22 de febrero de 2006, con ponencia del magistrado Alfredo Beltrán Sierra. Actualmente, la única exoneración del pago que contempla el referido artículo 164 de la Ley 23 de 1982 es la que está instituida respecto de los establecimientos educativos, no así para los comerciantes en cuyos establecimientos se realiza ejecución pública de música, quienes están obligados a obtener y pagar por la autorización de parte de SAYCO y ACINPRO.

Así las cosas, el hecho de que un establecimiento comercial que ejecuta música se beneficie de ella en mayor o menor medida, será relevante a efecto de establecer a qué categoría de usuario corresponde y cuál es la tarifa a pagarse, pero no existe ninguna exoneración como la que el señor Pedro J. Chinchilla Meza menciona o pretende equivocadamente en su carta.

Vale mencionar que, además de los bares, tabernas y discotecas, los establecimientos en los cuales se expenden diversas mercaderías y que ejecutan públicamente la música, no solamente tienen la obligación legal de pagar los derechos de autor y conexos, razón ya de por sí suficiente, sino que encuentran en la música un componente o insumo importante de su negocio, creando un ambiente determinante del ánimo y la comodidad de los consumidores. No solamente es una obligación legal, sino que es más que justo y equitativo, que quien se beneficia por la ejecución de música en su establecimiento, reconozca y pague el derecho de quienes, con su trabajo, crean, interpretan y graban las obras musicales y de esta manera contribuyen a la cultura del país.

Sayco Acinpro no pretende ser “el castigo de los comerciantes”, como tan equivocadamente afirma el autor de la carta en mención. De hecho cualquier comerciante puede prescindir de la música en su establecimiento y de esta manera exonerarse de la obligación de pagar el derecho de autor y conexo. Pero no se trata de eso, la cuestión radica en poder beneficiarse de la música respetando los derechos de quienes aportan a los comerciantes un insumo de su negocio, un valor agregado de su establecimiento. Ya lo decía el mexicano Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”.

Juan Carlos Monroy R. / Director Jurídico. Organización SAYCO ACINPRO

Analícelo Vargas

Es tradicional que cuando iniciamos un nuevo Año, hacemos un análisis o reflexión sobre todo los que nos pasó y el futuro que nos espera. Ante lo segundo, posiblemente las frustraciones van a relucir en el entorno colombiano.

El salario mínimo solo sube un porcentaje igual a la inflación promedio del año pasado (7.67%); quedando en la pírrica suma de $496.900.
Los contratos de arrendamiento serán reajustados de acuerdo a la inflación descrita. El Ministerio de Transporte anunció también reajustes cercanos al 8 % en todos los peajes del país.

El precio de la gasolina se continuará fijando a capricho del Gobierno y no por los estándares internacionales que tienen en cuenta para esta normatividad el precio del Barril de Crudo.

El transporte, los alimentos y la vivienda con sus constantes alzas jalonarán cada día más la inflación. El Banco de la República seguirá despistado en lo referente a los datos de la inflación.

Para el 2008 la fijó en el rango de 3.5% al 4.5 %; siendo confirmada por el DANE en 7.67%. Muchos de nuestros compatriotas continuarán lastimados por los problemas de las pirámides y los falsos positivos.De último quiero resaltar que según la Superintendencia Financiera, hasta el mes de Noviembre del 2008, la Banca en Colombia solo registró utilidades por $ 8.6 billones de pesos: Analícelo Vargas.

Víctor Manuel García Núñez
   

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad