La guía misteriosa de Dios | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
24ºC
Actualizado 10:12 am

La guía misteriosa de Dios | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-15 05:00:00

La guía misteriosa de Dios

La providencia ha sido a veces mi √ļnica dependencia, ya que todos los otros recursos aparentemente nos han fallado.
La guía misteriosa de Dios

Dios nos guía, a pesar de nuestras incertidumbres y vacilaciones, aun a pesar de nuestras fallas y errores. A menudo nos dirige hacia la izquierda, solo para traernos al final hacia la derecha; o también nos trae a la derecha, luego de un largo desvió porque hemos comenzado por error hacia la izquierda, bajo la creencia que estábamos obedeciéndole.

El nos guía paso a paso, de suceso en suceso. Solo luego de un tiempo, al mirar hacia atrás el camino recorrido y al reconsiderar ciertos eventos importantes de nuestras vidas a la luz de todo lo que pasó, o cuando consideramos todo lo que hemos progresado en nuestras vidas, realmente experimentamos el sentimiento de haber sido encaminados sin darnos cuenta, experimentamos el sentimiento de que Dios misteriosamente nos ha guiado.

Fue √Čl el que hizo que conociera a ese hombre, el que nos hizo escuchar ese comentario, leer aquel libro, con todas las consecuencias decisivas que tuvieron en nuestras vidas. Quiz√°s no lo supimos en ese momento. El tiempo tuvo que pasar para que lo veamos. As√≠ como los disc√≠pulos en el camino a Emaus hablaron con Jes√ļs sin reconocerlo. Fue √Čl el que nos alerto a trav√©s de un sue√Īo que no comprendimos al principio, una enfermedad, una extra√Īa duda, o un fracaso doloroso. Fue √Čl el que tambi√©n nos gui√≥ al √©xito al descubrir un nuevo e inesperado horizonte para nosotros. ¬°Ah, esa es la verdadera respuesta a nuestro perplejo problema de √©xitos y fracasos.

Dios tiene un prop√≥sito: la Biblia toda lo proclama. Lo que importa es que su plan deber√≠a ser comprendido y cumplido. As√≠ que, a la luz de la Biblia el problema se desplaza a un nuevo territorio. La pregunta ya no es si triunfamos o fracasamos, sino si cumplimos los prop√≥sitos de Dios o no; la pregunta es si nos aventuramos con √Čl o en contra de √Čl.

Tener √©xito siempre es, por supuesto, algo que satisface. Pero el gozo es muy enga√Īoso si viene de una satisfacci√≥n por una ambici√≥n que es contraria a la voluntad de Dios. Y, por supuesto, que el fracaso es muy doloroso; pero el dolor es muy fruct√≠fero si forma parte de los prop√≥sitos de Dios. Un fracaso, dentro de los prop√≥sitos de Dios, no es realmente un fracaso. En ese caso la cruz, el supremo fracaso, es al mismo tiempo el supremo triunfo de Dios, debido a que es el medio de obtener el prop√≥sito de la salvaci√≥n. Esta es la respuesta verdadera al doloroso descubrimiento que no es posible establecer un l√≠mite claro entre el √©xito y el fracaso.

¬ŅQu√© es √©xito y qu√© es fracaso? La respuesta que da la Biblia es: ¬ď¬ŅCu√°l es la voluntad de Dios? ¬ŅUsted la obedece?¬Ē.

Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; √©l nos guiar√° a√ļn m√°s all√° de la muerte. -Salmos48:14

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad