Marchar por la paz | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-07-24 05:00:00

Marchar por la paz

Toda actividad que se desarrolle con el prop贸sito de serenar los esp铆ritus, promover la tolerancia y exigir cesar las hostilidades para vivir en paz, es v谩lida.
Marchar por la paz

A esta causa nos hemos sumado los que creemos que si se elimina al hombre de la faz de la tierra, el espect谩culo de la naturaleza enmudece.

La naturaleza en nuestro entorno es silente; a diario tenemos que soportar vergonzosas estad铆sticas que nos colocan en lugar preferencial de muertes tr谩gicas, en particular por pensar o asumir posiciones diferentes. Para conjurar lo anterior, la sociedad ha decidido de tiempo atr谩s convocar masivamente a la ciudadan铆a para que exprese su protesta ante los intolerantes.

La inmensa marcha del 20 de julio que se tom贸 al pa铆s con el acompa帽amiento masivo a nivel internacional, es un rechazo a las pr谩cticas abominables de los violentos, en particular el secuestro, por persistir en su org铆a de guerra. Por no aceptar los nuevos tiempos, sus pr茅dicas perdieron vigencia y el mundo de hoy no reivindica su 聯ideario聰, si es que a煤n tienen alguno.

La exigencia social comprobada en estas movilizaciones es que la nueva visi贸n de pa铆s debe transitar ya, por el camino de la reconciliaci贸n. Somos personas que vivimos y padecemos las contradicciones de una sociedad; eso es normal y as铆 tenemos que aceptarlo.

Pero debemos ponernos por encima de ellas y aprovecharnos de ellas para promover una nueva cultura de respeto hacia los dem谩s.

Recuerdo que Voltaire en su Diccionario Filos贸fico afirmaba que: 聯...todos estamos llenos de debilidades y errores; perdon茅monos rec铆procamente nuestras tonter铆as, es 茅sta la primera ley de la naturaleza...聰. Quien no es bueno m谩s que para s铆, no sirve para nada.

En Colombia se ha radicalizado la postura de que nadie puede poseer puntos de vista contrarios a su ocasional contradictor, porque le puede costar la vida. Esta actitud carece de racionalidad.

Si hay una fecha en que pueda decirse sin exageraci贸n que el mundo nos mira, es 茅sta hora y 茅sta jornada, y creo que todos deber铆amos pensar aqu铆 seriamente, sobre el destino que queremos para los nuestros.

Quienes detentan el poder en nuestra Naci贸n, tienen la obligaci贸n de poner en pr谩ctica las ideas que se reivindicaron en la marcha. Recordemos que el poder habita cerca de la necesidad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad