Publicidad
Publicidad
S√°b Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 09:41 am

Méjico al borde del abismo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-16 05:00:00

Méjico al borde del abismo

Hace 20 a√Īos, cuando Colombia¬† en los peores momentos del narcotr√°fico, los dem√°s pa√≠ses de Latinoam√©rica nos miraban con desprecio, como si fu√©semen la naci√≥n m√°s corrupta del mundo.¬†
Méjico al borde del abismo

Los periódicos  escribían editoriales donde se referían a la tremenda herencia racial colombiana que, afirmaban, nos predisponen para todas las formas de violencia.  

El nombre de Colombia fue arrastrado por todos los caminos del planeta y nosotros mismos, los colombianos, llegamos a creer que somos una raza maldita y sin esperanza.  Pero la vida, como suele decirse, da muchas vueltas y hoy Méjico, muchos de cuyos dirigentes, siguiendo el modelo gringo, recomendaban a sus paisanos no visitar nuestra tierra.  Hoy soportan una situación desesperada muy peor que la que sufrimos nosotros.

La raz√≥n es muy simple: hist√≥rica y culturalmente los pa√≠ses Latinoamericanos somos una sola familia y descontados algunas matices, derivados, por ejemplo, la inmigraci√≥n europea posterior a la conquista y la colonizaci√≥n ¬Ė o, para ser m√°s claros, ocurrida en los tiempos modernos ¬Ė, compartimos las misma costumbres y, lo que es peor o mejor el mismo esp√≠ritu; sufrimos la misma pereza heredada de los espa√Īoles y ese facilismo que nos lleva a buscar siempre la l√≠nea de menor resistencia para obtener nuestros fines sin tener que trabajar tanto sino, m√°s bien, siguiendo ese modelo establecido por el narcotr√°fico que nos induce a creer que siempre es posible dar el salto de la miseria a la riqueza sin l√≠mites, siempre y cuando estemos dispuestos a acudir a recursos como los de Daniel Murcia Guzm√°n, o tantos otros avispados que llegaron a ser tenidos como h√©roes en estas latitudes de la Am√©rica hispana.
 
Victima de una gusanera multiplicadora a lo largo de los siglos, M√©jico se enfrenta hoy a su propia crisis de violencia derivada del narcotr√°fico y descubre, por la v√≠a dif√≠cil, que en todas partes se cuecen habas y que el fen√≥meno Pablo Escobar puede tornar ¬Ė y tiene, sus r√©plicas en el mundo entero, por que las debilidades humanas no son exclusivas de los habitantes de nuestra Colombia querida.

Conclusi√≥n: cuando veamos al vecino ca√≠do no lo juzguemos precipitadamente ni lo condenemos y, todav√≠a m√°s importante, ayud√©moslo a levantar, de ser posible, porque todas las personas ¬Ė, y tambi√©n las naciones ¬Ė, corremos el riesgo de encontrarnos en situaciones como las que vivi√≥ Colombia hace dos d√©cadas y que hoy tiene a M√©jico al borde del colapso.¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad