El oscuro panorama económico de Obama | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-18 05:00:00

El oscuro panorama económico de Obama

El panorama económico de Estados Unidos no es el mejor al momento de la histórica posesión del primer presidente negro en ese país: Barack Obama.
El oscuro panorama económico de Obama

El nuevo mandatario recibe a una maltrecha potencia, en medio del desempleo, el quiebre de las empresas, la otrora fortaleza de la finca raíz por el piso y la incertidumbre. Según las últimas noticias, las empresas anuncian nuevos recortes en producción y empleos, la tasa de la Reserva Federal está casi en cero y se desconoce el resultado de planes “salvavidas”.

El propio Obama, en reuniones previas con el congreso y sectores productivos de su país lo ha reconocido. Hace una semana, después de una reunión con legisladores dijo que “la situación está empeorando, tememos que actuar con arrojo, y tenemos que actuar con celeridad. No podemos demorar las cosas. Es claro que tenemos que actuar para encarar la crisis y romper el impulso de la recesión o los siguientes años podrían ser dramáticamente peor”.

A finales de 2008, el déficit comercial cayó a 40.400 millones de dólares en noviembre, una baja de 28,7% con respecto al déficit de 56.700 millones de dólares en octubre; lo que lo puso en su nivel más bajo desde noviembre de 2003.

El déficit anual hasta noviembre fue de 688.200 millones de dólares, comparado con 700.300 millones de dólares en 2007.

Estados Unidos registrará este año el déficit fiscal más elevado desde la Segunda Guerra Mundial, ya que será de 1.2 billones de dólares, estimó la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

Este monto equivale a 8.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), pero podría ser mayor, ya que no considera el programa de estímulo fiscal de Barack Obama.

En un informe, el organismo indicó que la baja en los ingresos fiscales y el aumento en el gasto federal, derivado de las acciones del gobierno para hacer frente a la crisis de vivienda y en los mercados financieros, explican el sólido crecimiento del déficit de este año.

También las exportaciones, una conocida fortaleza del país, tampoco han tenido buenas noticias. Durante noviembre, las exportaciones de bienes y servicios cayeron 5,9% a 142.800 millones de dólares, el nivel más bajo en 14 meses. Y las importaciones cayeron aún más, en 12%, a 183.200 millones de dólares.

Desocupados

Pero uno de los aspectos que más preocupa al país, y que según analistas internacionales tendrá que ser una de las prioridades en el nuevo gobierno, es el empleo.

Cifras a diciembre de 2008 hablan de que el sector privado en Estados Unidos (80% del empleo total) destruyó 696,000 empleos en diciembre, cifra muy superior a la esperada por los analistas, que estimaban un poco más de medio millón.

Según cifras oficiales, la mayor caída en el empleo ocurrió en el sector servicios, con 473 mil, mientras que las empresas dedicadas a la producción de bienes recortaron su planta laboral en 220 mil.

Por tamaño de empresa, en las más pequeñas, con menos de 50 trabajadores, la disminución en el personal ocupado fue de 281 mil.

En las medianas, con 499 empleados como máximo, la reducción fue de 321 mil, y en las más grandes, la cifra fue de 91 mil.

El paquete de rescate

El paquete de rescate que apoya Obama para salir de la recesión está fundamentado en dos aspectos: un mayor gasto público y la reducción de impuestos. El tamaño del plan puede ir entre 800.000 millones de dólares y 1,3 billones.

La idea es para ejecutar en dos años: 2009 y 2010, y busca generar en ese período tres millones de puestos de trabajo y darle un estímulo a la economía que le permita al final obtener un crecimiento adicional de tres puntos del PIB.

En el componente de reducción de impuestos, todavía no hay detalles mayores acerca de su magnitud, pero la idea es que los consumidores gasten y así estimulen la economía. El plan debe ser aprobado por el Congreso, posiblemente a mediados de febrero.

Para Kenneth Rogoff, profesor de economía y políticas públicas en la Universidad de Harvard, La política económica estadounidense ha involucionado a una especia de “rueda de la fortuna” para las firmas financieras. “Un día se puede caer en la bancarrota, mientras que al otro pueden recibir un préstamo sin demasiadas obligaciones.

Sólo cabe esperar que el equipo económico del presidente electo Obama, lleno de pesos pesados, comience al menos a adoptar una política coherente. Por sí sola, la coherencia sería un gran estímulo para la confianza”.

Los inmigrantes en medio de la crisis

Uno de los sectores más afectados con la crisis en Estados Unidos, son los inmigrantes. Según medios de comunicación de ese país, las agencias de viaje del área de Washington, por ejemplo, han registrado un descenso en las ventas de boletos a América Latina para la época navideña y, en casos extremos, la falta de trabajo incluso ha obligado a muchos inmigrantes indocumentados a regresar indefinidamente a sus países.

Según un análisis del Centro Hispano Pew, el número de inmigrantes latinos en la fuerza laboral activa estadounidense ha caído, aunque levemente, en esta recesión. De acuerdo con el informe, el porcentaje de inmigrantes latinos que son activos en la fuerza laboral cayó en un 1,1 por ciento, es decir del 72,4 por ciento en el tercer trimestre de 2007 a 71,3 por ciento en el tercer trimestre de 2008.

La tasa de desempleo entre los inmigrantes hispanos en el tercer trimestre de 2008 fue del 6,4 por ciento, comparado con el 6,1 por ciento de toda la fuerza laboral, y del 9,6 por ciento para los latinos nacidos en EEUU.

La cifra de desempleo entre los inmigrantes latinos sería del 7,8 por ciento, o un incremento de 3,3 puntos porcentuales sobre el tercer trimestre de 2007, si se tomaran en cuenta a los que abandonaron por completo la fuerza laboral.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad