Publicidad
Publicidad
Jue Ene 19 2017
20ºC
Actualizado 09:21 pm

San Ignacio | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-19 03:06:46

San Ignacio

¿Quién no ha escuchado sobre los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús?, donde tengo tres tíos idos por ese camino, buscando a Dios.
San Ignacio

Esos ejercicios constituyen un monumento a la psicología humana. Abarcan muchas áreas del ser humano, es un amplio tratado que: sirve lo mismo para que confiese un asesino su delito, para que Uribe gane las elecciones y para que el Polo vaya al cielo.

El primer día de retiro, son en la penumbra de la capilla, con el rostro iluminado el padre jesuita que habla, lo hace de la muerte. Como un legista o como un cirujano de gran experiencia, con todo lujo de detalles, mientras mira al cielo, describe los estertores de la agonía, el dolor, la asfixia y el terror ante el inminente juicio de Dios. Después se demora en la putrefacción del cuerpo en la tumba.

Ese cuerpo que tanto adoras será pasto de los gusanos. El padre como un dios, te recuerda que también a esa muchacha tan linda, de la que estás enamorado, las larvas acabarán por roerle las entrañas y te obliga a imaginarlas entrando y saliendo por su boca y su nariz. Los practicantes de los ejercicios pasean por el patio meditando en silencio.

En la plática siguiente el padre habla del infierno como castigo de los pecados y continúa dándole más vueltas de rosca a la conciencia asustada que tenemos.

Toda la eternidad llena de alaridos dentro el fuego eterno alimentado por el azufre. “¿La eternidad? Si cada mil años una hormiga diera una vuelta al mundo, en el momento en que el planeta se partiera en dos por la presión de sus patas, ese sería el primer segundo de la eternidad”. Cuando ante semejante panorama uno se halla sumido en la desesperación, de repente, comienzan a tocar a gloria las campanas.

El padre, entonces, abandona la cólera divina y con una sonrisa te asegura que si te arrepientes de tus pecados, “entrarás en el cielo rodeado de ángeles para comer eternamente tortas de miel”. Este mecanismo también se utiliza en política. Durante mucho tiempo, la oposición se permite golpes bajos con tal de derribar al gobierno.

Cuando lleguen las próximas elecciones, entonces, comienzan a tocar a “gloria las campanas”, se presenta como partido moderado y le votan los del centro. San Ignacio de Loyola era un genio y si no lo creen, hagan los ejercicios espirituales.

Inmensas gracias a Hugo Castellanos Chalela, que me atendió con suma destreza y sabiduría en el momento de mi crisis. Gracias también a las enfermeras del cuarto piso, a Nubia, a Isabelita, a Claudia, a toda la clínica, mil gracias.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad