¡Cesó la horrible noche! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-22 05:00:00

¡Cesó la horrible noche!

Es verso de nuestro himno nacional que bien podemos entonar hoy para Estados Unidos y el mundo, ante la terminaci√≥n de ocho a√Īos de mandato de George W. Bush, tan siniestro como para la opini√≥n p√ļblica de USA despedirlo con un √≠ndice de rechazo del 78%.
¡Cesó la horrible noche!

Han cambiado, para USA y el mundo, personas, objetivos e intereses, siguen procesos de recuperación y crecimiento a los cuales hay que darles tiempo y donde habrá avances y retrocesos, Frases sueltas del discurso de posesión de Barack Obama, sin comentarios, dan luces sobre qué se puede esperar:

¬ďNuestra econom√≠a est√° gravemente debilitada, como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero tambi√©n por el fracaso colectivo a la hora de elegir opciones dif√≠ciles y de preparar a la naci√≥n para una nueva era.

¬ďHoy nos reunimos porque hemos elegido la esperanza sobre el temor, la unidad de prop√≥sitos sobre el conflicto y la discordia. Hoy hemos venido a proclamar el fin de las quejas mezquinas y las falsas promesas, de las recriminaciones y los dogmas caducos que durante demasiado tiempo han estrangulado a nuestra pol√≠tica.

¬ďNuestra capacidad no ha disminuido. Pero el tiempo del inmovilismo, de la protecci√≥n de intereses limitados y de aplazar las decisiones desagradables, ese tiempo seguramente ha pasado. A partir de hoy debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y volver a empezar la tarea de rehacer Estados Unidos. Porque all√≠ donde miremos, hay trabajo por hacer.

¬ďLo que no entienden los c√≠nicos es que el terreno que pisan ha cambiado y que los argumentos pol√≠ticos est√©riles que nos han consumido durante demasiado, tiempo ya no sirven.

¬ďLa cuesti√≥n para nosotros tampoco es si el mercado es una fuerza del bien o del mal. Su poder para generar riqueza y expandir la libertad no tiene rival, pero esta crisis nos ha recordado a todos que sin vigilancia, el mercado puede descontrolarse y que una naci√≥n no puede prosperar durante mucho tiempo si favorece s√≥lo a los ricos.

¬ďComenzaremos a dejar Irak de manera responsable, a su pueblo y forjar una paz ganada con dificultad en Afganist√°n.
¬ďEn un momento en que el desenlace de nuestra revoluci√≥n estaba m√°s en duda, el padre de nuestra naci√≥n mand√≥ a que se leyeran al pueblo estas palabras: ¬ĎQue se cuente al mundo del futuro que en las profundidades del invierno, cuando nada salvo la esperanza y la virtud pod√≠an sobrevivir, la urbe y el pa√≠s, alarmados ante un peligro com√ļn, salieron a su paso.¬í Ante nuestros peligros comunes, en este invierno de nuestras privaciones, recordemos esas palabras eternas.

Con esperanza y virtud, sorteemos nuevamente las corrientes heladas y aguantemos las tormentas que nos caigan encima. Que los hijos de nuestros hijos digan que cuando fuimos puestos a prueba nos negamos a permitir que este viaje terminase, no dimos la vuelta para retroceder y con la vista puesta en el horizonte y la gracia de Dios encima de nosotros, llevamos aquel gran regalo de la libertad y lo entregamos a salvo a las generaciones venideras.¬Ē

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad