El reino de las ri√Īas y la intolerancia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-23 05:00:00

El reino de las ri√Īas y la intolerancia

Discusiones que llegan a los pu√Īos por problemas de tr√°fico en las calles de la ciudad; peleas dentro de buses p√ļblicos que desembocan en agresiones con arma blanca; ri√Īas graves entre vecinos y hasta el cobro de un arriendo que termin√≥ en asesinato, son apenas los s√≠ntomas puntuales de lo que est√° sucediendo.
El reino de las ri√Īas y la intolerancia

En Bucaramanga y el √°rea metropolitana, la violencia ciudadana reporta 155 casos por d√≠a o lo que es lo mismo, m√°s de 56 mil al a√Īo, que ilustran con precisi√≥n matem√°tica el fen√≥meno de intolerancia y agresividad que parece tener pose√≠dos a demasiados santandereanos.

¬ŅLas causas? Muchas. Pero lo que resulta verdaderamente preocupante, es que a pesar de que se conocen ampliamente, poco o nada se hace para combatirlas y mermar as√≠ un problema que deja miles de heridos y familias enteras de luto todos los a√Īos en la regi√≥n y el pa√≠s.

Falta de una educaci√≥n adecuada; carencia de los m√°s elementales principios de cultura ciudadana; hogares que cr√≠an y viven con violencia en sus entra√Īas, as√≠ como laxitud extrema de las autoridades y niveles de impunidad desbocados incapaces de castigar a los victimarios, son parte sustancial de la enfermedad.
Enfermedad que parece incluso cegar a los infectados, ya que ni siquiera les permite contemplar las consecuencias legales de sus actos.

De la misma manera, la ausencia de campa√Īas masivas para desarmarle los √°nimos a la gente, ofuscada por sus problemas cotidianos como la situaci√≥n econ√≥mica por ejemplo, deber√≠a ser corregida si existiera una voluntad sincera para sanar a esta sociedad de ese virus de la agresividad extrema.

En resumidas cuentas, Colombia se ha convertido en el reino de las ri√Īas y la intolerancia, en donde cada d√≠a resulta m√°s peligroso salir a la calle. Las soluciones se requieren con prontitud, entre otras cosas porque son de resultados lentos. Y sobre todo, porque es inaudito que en pleno siglo XXI, a√ļn predomine la ley de la selva.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad