Cuando la pasión se convierte en letras | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-24 05:00:00

Cuando la pasión se convierte en letras

Los reconocimientos llegaron muy r√°pidamente en su carrera.
Cuando la pasión se convierte en letras

Como practicante de comunicaci√≥n social en la emisora cultural Luis Carlos Gal√°n Sarmiento, obtuvo el Premio Nacional de Periodismo Sim√≥n Bol√≠var por su trabajo como conductora y directora del programa radial El Jinete Azul, donde semanalmente dibujaba con palabras y esculp√≠a con an√©cdotas el diario vivir de artistas, escritores y so√Īadores de la ciudad.

¬ďCreo que, como dice la canci√≥n √Čxito, que hizo famosa el grupo Mocedades de Espa√Īa, detr√°s de cada poema, de cada pintura, de cada escultura, hay una persona que luch√≥ por hacer realidad sus sue√Īos y alcanzar el reconocimiento. De eso se trataba el programa, de revelar la historia humana de nuestros creadores¬Ē.

El erotismo en las letras

Cuando se lee uno cualquiera de los cuentos, narraciones o poemas con que Claudia Karim ha alcanzado importantes reconocimientos en distintos concursos de literatura, nacionales e internacionales, sorprende encontrar en el erotismo los cuatro puntos cardinales que guían sus historias. Historias llenas de pasión, de carne palpitante, de sexo, de deseos reprimidos y de otros desordenadamente vividos, que, como asegura la escritora, es como en la realidad se vive el verdadero erotismo.

¬ďEl amante se extiende sobre la cama y ahora no enciende un cigarrillo, pero guarda silencio. Es la mujer quien hace bordados con las palabras y usa un dedal. Ella sabe amarlo porque lo necesita y lo odia. Dos sentimientos que en la cama pueden ser una virtud¬Ē. Fragmento del cuento Una peque√Īa distancia.

Y es precisamente esa virtud de llamar las cosas por su nombre, de no titubear describiendo escenas que ni siquiera en el silencio íntimo y compinche de los amantes se describen,  lo que ha atraído la atención de los jurados responsables de seleccionar entre miles las propuestas finalistas en los concursos donde su obra ha tocado las puertas.

¬ď¬Ö De la risa estridente te embriagas. Entonces haces caso omiso de las escasas se√Īales que hablan y dicen que tu prospecto no es un tipo serio. De hecho, desde la pared te ha estado observando un arlequ√≠n. Pero ya no lo miras. Te concentras en la forma como podr√° hacerte el amor este payaso. Porque inevitablemente habr√° sexo. Y en la forma como saldr√°s m√°s tarde de su casa. Delirante o ilusa¬Ē. Fragmento de la novela La domadora de leones.

¬ďEn nuestra sociedad se suelen esconder tras el rebozo de la misa de seis de la ma√Īana las historias plet√≥ricas de encuentros, abrazos, estertores y gemidos de una noche tamizada entre el placer y el desencanto¬Ē, expone radicalmente la escritora cuando se le pregunta por la complejidad de la tem√°tica de su obra.

La moneda de oro

Tras su √ļltima novela, La domadora de leones, con la que fue finalista del Premio Internacional de Novela Breve Reja Dorada en Valladolid, Claudia ha emprendido una tarea que supera las hasta ahora alcanzadas: convertirse en editora, no solo de sus obras, sino la de muchos que, como ella, han tenido que soportar los embates de las tempestades en b√ļsqueda de alcanzar el sue√Īo de todo escritor, ver impresa su obra.

¬ďEsta es una carrera de largo aliento, que naci√≥ de un comentario expuesto en ¬Ďfacebook¬í y que hoy cuenta con 519 miembros, la mayor√≠a autores in√©ditos cargados de ilusiones y de letras anhelantes de tinta y de papel¬Ē.

La tarea entonces se convierte en una especie de obra en construcci√≥n, fuerte en sus cimientos porque en ella interviene un grupo de ¬Ďaccionistas¬í ideol√≥gicos que hacen parte del comit√© editorial y que tienen como tarea principal velar por mantener la calidad de las obras que permanentemente llegan a sus manos, en el ejercicio primario de ser valoradas o comentadas. Jorge G√≥mez Jim√©nez en Venezuela, Germ√°n Manga en Italia y Tom√°s Hidalgo Nava en M√©xico, son tres nombres de editores de talla internacional que se la han medido a apoyar a Claudia Karim en su sue√Īo de convertir a Moneda de Oro en la editorial joven de mayor reconocimiento en Colombia.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad