Publicidad
Dom Feb 26 2017
21ºC
Actualizado 10:02 pm

Un no muy 'happy 'niu' year' para China | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-24 14:59:51

Un no muy "happy 'niu' year" para China

"Happy niu year" es la frase de moda en China estos días, un juego de palabras en el argot anglo-chino que hace referencia a "feliz año nuevo" y al año del Buey, "niu" en mandarín; repetida más como un deseo que como una realidad debido a la crisis económica.
Un no muy 'happy 'niu' year' para China

El lunes 26 de enero dará comienzo el Año del Buey (o del Toro), según el calendario lunar, la gran fiesta asiática equivalente a la navidad occidental, pero a diferencia de otros años, cuando los fuegos de artificio atruenan días antes del cambio de año, hoy Pekín es puro silencio: los chinos no quieren gastar ni en petardos.

"Estamos en tiempos de crisis, hay que ahorrar", señaló a Efe Lingyi, administrativa de una multinacional, que explica que su madre, jubilada, ha aprendido a manejar internet para intentar arañar unos yuanes aprovechando los cambios de divisa diarios.

Los datos económicos de 2008 publicados esta semana no dejan lugar a dudas: China es vulnerable a la crisis, con un crecimiento del PIB del 6,8 por ciento en el último trimestre del año que arrastró la media anual hasta un 9 por ciento, la más baja desde 2001.

El desempleo ha aumentado debido al cierre de factorías exportadoras que ya no reciben pedidos de Estados Unidos, Europa o Japón, afectados simultáneamente por la crisis, lo que se ha traducido en el despido de más de 8 millones de obreros inmigrantes.

Según un estudio oficial, la tasa de paro real china se sitúa en un insostenible 9,4 por ciento.

Así las cosas, el del Buey va a ser un año de duras pruebas para la tercera economía mundial, y el Gobierno del presidente Hu Jintao es consciente de ello, según publica hoy el "Diario del Pueblo".

El viernes, el Comité Permanente del Politburó, la cúpula del Partido-Estado, celebró una reunión en la que Hu dictó las claves para este año: promover el desarrollo económico, la estabilidad social y la capacidad de gobierno del Partido Comunista de China (PCCh).

En el sexagésimo aniversario de la creación de la República Popular, el PCCh se enfrenta a graves riesgos de inestabilidad social, deflación y frenazo económico en "el año más difícil del siglo", según reconoció el primer ministro Wen Jiabao esta semana.

ONG internacionales, como Human Rights Watch (HRW) alertaban hoy de que "la masiva población de inmigrantes rurales, que ya está marginada social, económica y legalmente, es vulnerable de una forma única a la crisis en China".

Esta ONG advierte además de que "la crisis va a acrecentar las violaciones ya existentes de los derechos humanos en China".

De hecho, en un intento por atajar cualquier oposición al poder del PCCh, el Gobierno inició una campaña antes de los Juegos Olímpicos de agosto en la que numerosos activistas, intelectuales, pro-demócratas y disidentes han resultado encarcelados y acosados.

El riesgo aumenta con la conmemoración de represiones históricas este año: como la del levantamiento del Tíbet de 1959, del Muro de la Democracia de 1979 y la matanza de estudiantes en la plaza pequinesa de Tiananmen en 1989.

Cuando la tierra se llena de sombras, los chinos acuden a los signos del cielo para averiguar cómo salir de la crisis, por lo que los astrólogos budistas y taoístas se han convertido en los analistas económicos más importantes del país estos días.

Astrólogos como el maestro taoísta Zhao Yuanfu, del templo pequinés de Pekín, que vaticinó a Efe que "la crisis económica empezará a remitir a partir de agosto y en 2010 estará superada".

El rotativo "South China Morning Post" preguntó a otros "gurús" del "feng shui" (la geomancia asiática), pero con estudios.

"¿Cuál es el carácter del buey? El buey siempre trabaja. Esto significa que vamos a tener que trabajar muy duro si queremos mantener nuestra riqueza", señaló Raymond Lee Wai-man, director de la inmobiliaria Savills.

"Nosotros le llamamos el año de la Vaca en lugar del Toro. Las vacas son dulces, débiles y suaves, y nosotros creemos que la bolsa de Hong Kong se va a comportar así", señaló Vonnie Chan, consultora de CLSA, que desde 1992 publica su propio índice "Fung Shui" (transliteración cantonesa).

"El Fung Shui es un indicador muy útil desde una perspectiva china, y los inversores están de veras desesperados, necesitan algo que les dé esperanza", añade Chan.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad