Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 07:33 am

La crisis de los granjeros | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-25 05:00:00

La crisis de los granjeros

Las cosas no van bien en la agricultura. De hecho los granjeros están en crisis pero la gente continúa comiendo y alguien tiene que producir el alimento, pero en la medida en que se hace cada vez más especializado y estandarizado, las decisiones se centralizan en unas pocas corporaciones de agro negocios.
La crisis de los granjeros

¿Cuál es la diferencia? Entendamos que el granjero históricamente ha trabajado con la naturaleza, dependiendo del clima impredecible y trabajando con sistemas vivos que nunca puede esperar dominar completamente; pero es un modo de vida, de levantar una familia y ser parte de una comunidad, con una serie de creencias, comportamientos y maneras de hacer las cosas que los distinguía de otras ocupaciones.

En la medida en que las nuevas tecnologías han dado a los productores más control sobre la producción como los fertilizantes comerciales, pesticidas, confinamiento de animales y ahora la biotecnología, vemos que salen nuevos elementos por fuera de la naturaleza. Hay una gran tendencia hacia mayores extensiones con menos granjeros, convirtiendo la agricultura tradicional en una industria con alta mecanización, contratación de mano de obra y apalancamiento financiero, cerrando la “granjería” y dando la bienvenida al agro negocio.

Aparte de la discusión romántica de qué será mejor, debemos agregar al contexto la globalización de los mercados y que la mayoría de los productos cultivados no son bienes finales sino que forman parte de la cadena de valor de otro bien, como del pan en el caso del trigo, o de las alas de pollo en el caso del maíz y la soya. Así, los productos del campo se convierten en genéricos, donde las diferencias no son apreciadas por la dificultad de su manejo y la competencia termina siendo a muerte contra el mundo, en un mercado donde hay grandes jugadores y donde en segundos se acaba con los productores de una parte del mundo, siendo reemplazados en los mismos segundos por los de otra parte, y donde no cuentan las consecuencias catastróficas para las sociedades perdedoras.

En este escenario, creería yo que es prácticamente imposible para un granjero tradicional enfrentar tamaño reto, si no es porque de alguna manera logra diferenciar su producto, o porque la distancia e internación de los productos dan grandes ventajas competitivas, o los productos del campo todavía no están en el rango de genéricos.

Nos queda pues, sólo el camino de empresas pensando en el agro negocio, pero pudiendo integrar la labor de los granjeros con sus obvias dificultades por cultura y objetivos, en donde éstos se convierten en un eslabón de una cadena controlada y asegurada en sus costos, proyecciones, mercado, apalancamiento financiero por la empresa líder, y confiar en su responsabilidad con toda la cadena del valor. Así, se permite la supervivencia de un sector de granjeros, que a diferencia de las tendencias de los últimos años, han sido los responsables de la alimentación de la humanidad desde la invención de la agricultura y además han cuidado de la territorialidad y la seguridad nacional. Adicional, los riesgos de las empresas, llevan tras de sí, a todos aquellos integrados que se han confiado a su suerte, por lo que se requiere cada vez más de conocimiento y desarrollo del equipo humano que la integra.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad