¬ŅMoneda √ļnica? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-27 05:00:00

¬ŅMoneda √ļnica?

Sobre las reuniones entre presidentes de distintos países suele decirse que más allá de la retórica, la prosopopeya, el protocolo, las promesas que rara vez se cumplen y claro está, los altísimos costos para los contribuyentes, es poco lo que se saca de ellas.
¬ŅMoneda √ļnica?

Sin importar de qu√© pa√≠ses se trate, adem√°s de las consabidas y repetidas declaraciones de amistad y cooperaci√≥n y la firma formal de tratados pol√≠ticos y econ√≥micos que ya han sido acordados con anterioridad, no es mucho lo que suelen generarle al ciudadano del com√ļn.

Y es en ese orden de ideas, en el que es necesario examinar la m√°s reciente visita del presidente venezolano Hugo Ch√°vez a Colombia.

Visita a la que no se le puede quitar cierta importancia, sobre todo por la necesidad de estar en buenos t√©rminos con un mandatario tan vol√°til como el del pa√≠s vecino, en un a√Īo tan complicado econ√≥micamente como este 2009.

Sin embargo, más allá de ese factor, es poco más lo que se puede rescatar, más allá de la retórica de siempre.

Es más, quedaría muy difícil ignorar, que en el ámbito de las promesas imposibles de cumplir y en los terrenos de los anuncios frívolos, la visita del domingo dejó una que otra perla que no dejarían de ser simplemente anecdóticas, si no fuera porque van a costarle recursos al erario.

Por ejemplo, hablar como se habl√≥ de una moneda com√ļn con Venezuela, en estos momentos ser√≠a poco menos que un disparate.

Un disparate al que en teoría se le va a crear un comité de estudio que no se sabe cuánto pueda llegar a costar, pero que de mirar la experiencia europea con el euro, sacaría una conclusión negativa en minutos.

Es que crear esa moneda con √©xito en tantas naciones, no fue nada f√°cil. Una f√©rrea disciplina fiscal, d√©ficits estrictamente vigilados, inflaciones bajo control y un Banco Central inspirado en el alem√°n, que es radicalmente independiente de cualquier presi√≥n pol√≠tica, fueron algunos de los requisitos b√°sicos que demoraron a√Īos en cumplirse, para el nacimiento del euro.

En resumidas cuentas, se trata de una buena idea de Colombia y Venezuela llegar alg√ļn d√≠a a compartir la misma moneda. Pero mientras el manejo macroecon√≥mico no est√© investido de la seriedad y severidad que exigen las circunstancias, sobre todo al otro lado de la frontera, no va a dejar de ser m√°s que una utop√≠a.¬†¬† ¬†

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad