Temas Urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-27 05:00:00

Temas Urbanos

Colombianadas.- En una cadena radial nacional se emitió un programa reciente sobre comportamientos provincianos llamados colombianadas, entre la cursilería y hacer el oso, que si bien no generalizados, sí llevan al ridículo social.
Temas Urbanos

Servir pastas con arroz o papas fritas, congestionar los aeropuertos llevando a toda la familia para recibir a una tía que hace solo cinco días se fue para San Andrés, viajar cargado de paquetes y cajas de cartón amarradas con cabuya, llevar avío, gallina y papas con guiso para un viaje en flota entre Chiquinquirá y Bogotá, sorprenderse por no encontrar tamales en la India, no hacer fila en las oficinas de inmigración atropellando a franceses o ingleses que sí la hacen, convertir partidos de fútbol donde gana la selección colombiana en un acontecimiento “mundial”, andar con grabadora a todo volumen por la calle, puertas en segundos pisos hacia el vacío, etc.

Casos se han dado como el de un personaje santandereano nombrado en la embajada en París; con ruana puesta sacaba batidillo de Piedecuesta para repartir pedacitos al cuerpo diplomático en recepciones oficiales, al punto de que el embajador, un cachaco bogotano, anunció que o se quedaba él o se iba el pintoresco patriota. Pero un reciente episodio de colombianada es de nuestro alcalde, bien intencionado desde luego, invitado a la posesión del presidente Obama “en representación no solo de los Alcaldes de Latinoamérica sino de de una ciudad que se ha metido en la dinámica del comercio internacional”, que prometió decirle al nuevo mandatario “My(?) President: in Bucaramanga city we make the best shoes” y participarle de las grandes potencialidades industriales y comerciales de la ciudad: zapatos, confecciones, joyas y artesanías, “sin duda las mejores del mundo”.

Tanta inverecundia, elogiada por periodistas mal formados, no hace más que ubicarnos entre la cursilería, el cañazo y el oso. ¿Se imaginan a miles de invitados cada uno llevándole mensajes de estos al oído? Si no saben dónde queda Colombia, menos Bucaramanga; ¡Pobre Barak! y con guerras heredadas en Afganistán e Irak, la depresión económica, quiebras y desempleo creciendo como en 1930, Cuba y centenares de problemas y proyectos, esos sí de cobertura mundial. ¡Por favor! Ni tanta provincia provinciana e ingenuidad, creyendo con el deseo que somos el ombligo que nunca hemos sido. Ni todos “giles” que fuéramos para creerlo.

Adenda: “En un medio como el nuestro sobreinformado en la frívolo y superficial y desinformado en lo esencial….”. Alavar Pablo Ortiz L. Geo v. Lengerke. Constructor de caminos, Pg. 160.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad