Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-27 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Viví una época muy difícil en Estados Unidos en los años 60 y 70, cuando la violencia racial imperaba en los estados sureños, en donde yo estaba radicado y me incomodaba mucho ver la segregación especialmente en los centros donde ejercía mis funciones. Los atentados terroristas como el del 30 de Junio de 1968 en Meridian, Mississippi, por parte del Ku Klux Klan que afortunadamente se frustró, pero que condujo a una persecución con disparos a granel por parte de las autoridades, el terrorista y su compañera por algunas calles de la ciudad y que terminó con la muerte de la acompañante y la captura del criminal muy mal herido siendo conducido al hospital a donde llegó sin signos vitales, clínicamente muerto.

La actuación médica tan oportuna y bien orientada hizo que en algunos minutos, el individuo reviviera y se le administrara el procedimiento médico adecuado.
Este individuo con sus actuaciones criminales en contra de los negros y los judíos, después de ser llevado a prisión, comenzó a demostrar cambios en su comportamiento e ideas respecto de la violencia racial. Hoy por hoy vinculado a ejercicios de la Iglesia, está propendiendo por la abolición de las diferencias raciales y lleva una vida encomiable.

Accionar de esta naturaleza al igual que me imagino muchos ejemplos más, han por lógica influido en que particularmente en ese país las diferencias raciales hayan tenido cambios tan positivos como el que gran parte del mundo valora hoy por hoy como lo ha sido la elección de un Presidente de raza negra.

Hernando Abril Estévez


Injusto cobro de ESSA a los campesinos

A mediados de enero viajé con algunos familiares a la provincia comunera donde visitamos algunas poblaciones entre ellas a Simacota, una región bastante agreste donde los campesinos llenos de coraje y sacrificio, le arrancan a esta tierra el sustento para sus familias. Pero lo más extraño es que la Electrificadora de Santander, ni corta ni perezosa, les está cobrando “alumbrado público”, cuando no hay luz en los caminos de acceso a esos campos ni sitios de recreación pública. Sólo cuentan con dos o tres bombillas para alumbrar sus humildes casas, luego es injusto que se les cobre un servicio que no se les está prestando.

Tuve la oportunidad de ver varias facturas de cobro de energía y por concepto de alumbrado público se les cobran $3.500 pesos, suma que como dicen ellos, les podría servir para pagar un pasaje cuando se enferman o para llevar un poco más de pan para sus hijos. O sea que en lugar de darles un subsidio a estos hermanos que se sacrifican trabajando el campo para sobrevivir, se les atropella cobrándoles injustamente un servicio que no han recibido.

Aristóbulo Hernández B.

Gracias Dr. Serpa

Alentador el balance/ que dio en la Gobernación/ de obras ejecutadas/ y obras de ejecución.
Cara al sol y cara al pueblo/ el Sr. Gobernador/ en su Palacio Amarillo/ rindió clara información.
Mostró claras evidencias/ de obras a municipios/ diáfanas y transparentes/ el plan sobre los principios.
Gracias le dio al gabinete/ el Sr. gobernador/ grandes hombres de la patria/ para Santander honor.
Así sí, nuestro gobierno/ probo, honesto y sencillo/ merece miles de aplausos/ en su Palacio Amarillo
Muchas gracias Dr. Serpa/ por su gobierno excelente/ y para todos los suyos/ el saludo atentamente.

Alberto Flórez Flórez.

Las inundaciones del Magdalena

Este problema de inundaciones se ha presentado siempre, sin que el Estado haya tomado una actitud seria frente a las ruinas es que dejan a los pobladores ribereños. Todo lo pierden y el Estado sólo les ayuda con migas de bolsa de mercado. Nunca se les han reconocido las pérdidas que son millones de pesos, dejando cantidad de niños desnutridos por causa de la pérdida de sus cosechas, ganados, etc.

Ante estas consecuencias es que alguien tiene que tomar la iniciativa ya que hasta el presente solo se han hecho promesas que se esfuman. Señores gobernadores y alcaldes, ya es bueno que ustedes se asocien y formen un comité y se comprometan a jalonar un macro-proyecto de draga donde esta arteria del país sea tomada en serio, para que no se pierdan vidas humanas por causa de la ola invernal.

Ya es hora de que todos los gobernantes que actualmente pertenecen al río Grande se unan en un solo frente y consigan los recursos que sean necesarios para generar buenas infraestructuras de prevención viales y puentes que comuniquen a todos los rincones de Colombia.

Silvestre Ariza

Gasolina cara y vías pésimas

A pesar de que no me considero malo para las matemáticas, la ecuación del precio de la gasolina no me cuadra. En este país pagamos uno de los galones de gasolina más caros del mundo por cuenta de la cantidad de impuestos que le cuelgan dizque para hacer calles y repavimentar, pero tenemos las peores vías de Latinoamérica. ¿Algún otro amable lector podría explicarme más allá de que aquí todo se lo roban, qué más puede estar pasando?

Hernando García P.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad