La guía diaria | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

La guía diaria | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-01-29 05:00:00

La guía diaria

Descubro que el hacer la voluntad de Dios no me deja tiempo para contender
La guía diaria

Muy a menudo conozco a cristianos que tienden a usar su espiritualidad como un áurea de santurronería. De acuerdo a la opinión de algunos, el cristiano más espiritual es uno que confiadamente declara: “Dios me dijo que es tiempo de comprar un nuevo vestido”, o “Estoy convencido de que Dios quiere que nuestra iglesia use nuestro dinero de esta manera”. “Dios me dijo” pude convertirse en una manera coloquial de hablar.

En verdad, yo creo que la mayoría de lo que Dios tiene para decirme ya está escrito en la Biblia y es mi obligación estudiar diligentemente su voluntad revelada allí. Para la mayoría de nosotros, mensajes directos, misteriosos de la línea privada de Dios, no son las maneras correctas de discernir su voluntad. La guía meditada por las circunstancias o modificada por el consejo de un sabio amigo cristiano, aunque parezca menos espectacular, no es para nada inferior.

Los universitarios, cuando se gradúan, agonizan tratando de decidir qué hacer en el futuro; esperan que Dios los sorprenda lanzándoles un plan hecho a su medida. Dios en la Biblia verdaderamente empleó la manera sobrenatural de los ángeles y visiones y cosas semejantes para revelar su voluntad. Pero si observamos detenidamente estos incidentes, notaremos que muy pocos vinieron como respuesta a una oración para obtener guía. La mayoría de ellos fueron inesperados y no pedidos.

Considere el tan citado llamado a Pablo para ir a Macedonia, como un ejemplo. Espectacular, sí, ya que la visión de un hombre fue el faro que cambió el curso de viaje de Pablo en dirección a Macedonia. Preste atención, no obstante, que la visión indujo a Pablo a cambiar sus planes. Uno esperaría que Pablo planee su futuro de una manera piadosa, pero este incidente indica que había salido en su viaje misionero sin ninguna visión o voz interior del Espíritu. Muy probablemente observó la situación y escogió la ruta que aparentaba ser la más sensible. Pero el Espíritu Santo deseaba que fuese a una nueva región y por ende intervino espectacularmente. Fue una guía excepcional, obviamente no era la clase de guía en la que Pablo se apoyaba.

Al buscar analogías para describir el crecimiento en la fe de cada cristiano, Pablo a menudo utilizaba ejemplos de atletismo: carrera, boxeo, lucha libre.

Los atletas demuestran muy bien la disciplina que puede entrenar al cuerpo a lograr acciones predecibles y controlables. Y el cuerpo del atleta sabe lo que su mente desea y está equipado y experimentado para cumplir con ese deseo. De la misma manera, cada cristiano debe ocupar su tiempo puliendo su obediencia práctica y diaria en lo que Dios ya ha revelado, y no involucrarse en búsquedas fervientes de algún secreto mágico y elusivo como el “santo cáliz”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad